MALTRATO

La Fiscalía pide cárcel para Lucas Hernández y su novia por pelearse

video

Lucas Hernández, el viernes cuando fue detenido. / Foto: Efe | Vídeo: Atlas

  • El Ministerio Público solicita siete meses de prisión para el futbolista del Atlético, que golpeó a su pareja tras ser agredido con unas llaves

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

La Fiscalía solicitó este lunes siete meses de prisión para Lucas Hernández, futbolista del Atlético de Madrid, por un delito de violencia de género, y seis para su novia, cuatro de ellos por violencia doméstica y dos por un delito leve de daños. Lucas Hernández y su novia, Amelia Lorente, se pelearon la madrugada del viernes a las puerta de su domicilio de Las Rozas (Madrid), donde el futbolista rojiblanco «propinó con las manos» a la joven «golpes en el costado, la espalda, la mandíbula y el labio», después de que la mujer agrediese al jugador «en la mejilla derecha y en el cuello» con unas llaves, según los atestados policiales remitidos al Ministerio Público a los que ha tenido acceso Colpisa.

El forcejeo entre Lucas Hernández y su novia, que mantienen una relación sentimental desde hace cinco meses, se produjo cuando el futbolista llegó a su domicilio en su vehículo y la mujer, que esperaba en la vía pública, antes de que el automóvil entrara en el garaje se subió al coche y se sentó en el asiento del copiloto. La joven reclamó entonces al jugador que le entregara su cartera y su móvil, lo que provocó una airada discusión en el interior del deportivo.

En un momento dado, la mujer, «con ánimo de menoscabar la integridad física» de su pareja, le agredió en la mejilla derecha y en el cuello con unas llaves que portaba en ese momento. Tras esta primera agresión, la mujer se bajó del coche y, con las mismas llaves rayó el vehículo, antes de golpear el automóvil, un Nissan GTR. Fue en ese momento, y ya fuera del turismo, cuando Lucas Hernández, que cumplirá 21 años el día 14 del presente mes, le agarró por la cintura y tras un «forcejeo» el futbolista propinó a su novia diversos golpes en el cuerpo y la cara. Durante dicho forcejeo, Amelia Lorente, además. se golpeó el codo derecho contra una pared. La pelea entre ambos, que tuvo lugar a las 02:30 de la madrugada del jueves al viernes, acabó cuando la Policía Municipal de Las Rozas se personó en el domicilio de la pareja.

La Fiscalía también reclama para la novia del futbolista (diez años mayor que él) una multa de 600 euros, de dos meses a razón de 10 euros diarios, con la responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de libertad por cada dos cuotas impagadas. En ambos casos, la juez acordó este lunes que se mantenga la orden de alejamiento mutuo de al menos 500 metros. En este sentido, el fiscal solicita que se mantenga la prohibición de aproximarse a menos de medio kilómetro de la otra persona, así como de su domicilio y lugar de trabajo, y la prohibición de comunicar con ella por cualquier medio, durante dos años.

Pacto para no denunciarse

La peticiones de la Fiscalía se produjeron este lunes en la reanudación del juicio rápido que se inició el viernes, horas después de los hechos denunciados, y que tuvo que ser suspendido ese día porque la joven no pudo asistir. Tanto Lucas Hernández como su novia llegaron a un acuerdo para no denunciarse mutuamente. Sin embargo, la magistrada del juzgado de Majadahonda que lleva el caso, especializado en Violencia contra la Mujer, acordó -a petición de la Fiscalía, que se negó a cerrar el caso a pesar del pacto entre la pareja- remitir el expediente judicial de ambos a un juzgado de lo Penal de la capital, «para que, en próximas fechas, se celebre el correspondiente juicio por la juridicción penal», según anunció el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Durante la vista celebrada este lunes ninguna de las partes formuló acusación contra la otra, pero la Fiscalía espera que ambos sean condenados con penas de cárcel por sendos delitos de maltrato en el ámbito familiar. Lucas Hernández quedó el viernes en libertad con cargos tras ser detenido en su domicilio acusado de haber agredido a su novia, mientras que la joven fue trasladada a un centro hospitalario para ser tratada de las heridas que sufrió durante la pelea, antes de ser también arrestada.

El defensa del Atlético de Madrid no quiso testificar en principio ante la policía local de Las Rozas. aunque sí relató a los agentes que había tenido una discusión por la tarde con su pareja, por lo que decidió marcharse de su casa e irse a tomar algo con unos compañeros del equipo. Regresó de madrugada, presuntamente bajo los efectos del alcohol, y se inició entonces la discusión entre ambos durante la cual, según el testimonio de Lucas Hernández, el futbolista al principio cogió por la cintura a su novia para apartarla cuando ella intentaba dañar su vehículo.