Francis Olea, en el último partido con el Villamuriel, el 14 de mayo de 2016.
Francis Olea, en el último partido con el Villamuriel, el 14 de mayo de 2016. / ENRIQUE CAMINA

Francis Olea: «Mi misión va a ser motivar a los jugadores»

  • El nuevo técnico cerrateño reconoce que vuelve «para intentar sacarles de esa situación tan mala en la que están»

La derrota del pasado sábado ante La Virgen del Camino puso punto y final a la andadura de Mario Prieto en el banquillo cerrateño. Francis Olea ha sido el elegido por la directiva, el vestuario y hasta los aficionados. El héroe del ascenso a Tercera, que logró mantenerle en la categoría al año siguiente, ha dudado pero ha aceptado el reto de sacar al Villamuriel del hoyo de las últimas plazas. Esta tarde ya entrena, de nuevo, con su equipo.

-Al final ha aceptado la propuesta del Villamuriel...

-Dadas las circunstancias, sí. No era mi intención, ni lo que me hubiera gustado. Yo estaba bien como estaba, pero voy porque el club lo necesita y para intentar sacarles de esa situación tan mala en la que están.

-Muy mala situación, ¿verdad?

-Sí, está muy difícil porque además este año parece que no basta con salir de las tres últimas plazas, sino que se necesita subir algún puesto más. Está difícil pero no imposible.

-¿Y aún así acepta el reto?

-Claro, siendo el club en el que he estado las dos últimas temporadas y como la gente me quiere tanto, me obliga a aceptar este reto.

-¿Le ha costado mucho decidirse?

-Algo sí. Yo lo que no quería era entrar en esta situación precisamente, por eso decidí no quedarme. Sabía que iba a se una temporada complicada y después de los dos años me iba con la satisfacción de haberlo hecho bien. Y ahora vuelvo en la situación en la que nunca quise estar. Yo este año quería estar cómodo, no había renunciado a entrenar para siempre pero sí esta temporada.

-Duro papel el de ser el salvador del equipo...

-Yo voy a ayudar, los que lo tienen que sacar son los jugadores. Mi misión es abrirles los ojos y motivarles para que lo saquen adelante. Yo ni llevo una varita mágica ni soy más que nadie, simplemente voy a intentar que, con mi presencia, el equipo de un paso más que hasta ahora.

-¿Ya lo tiene todo preparado para el entrenamiento de esta tarde?

-Sí, la verdad es que ya tengo la sesión preparada. Si voy a hacerlo, cuanto antes mucho mejor porque aún es posible y hay tiempo. Cuanto más se alargue el tema, pues es peor para el equipo.

-¿Qué tiene que cambiar en el equipo para que escalen posiciones?

-Es, sobre todo, un tema de motivación. Los jugadores han demostrado que no están a peor nivel que sus rivales. Es cierto que han hecho pocos goles pero es un tema de motivación y compromiso, de creer que lo pueden sacar adelante y ahí es donde tenemos que trabajar.

-Y la próxima jornada se miden al Zamora...

-Sí, es un campo complicado y también bonito. El equipo lleva mucho tiempo sin ganar y cuanto antes logren una victoria se darán cuenta de que sí que lo pueden conseguir.