FÚTBOL INTERNACIONAL

El 'Brexit' provoca demandas de mejoras salariales en la Premier

Mesut Özil.
Mesut Özil. / Dylan Martinez (Reuters)
  • La fuerte devaluación de la libra, los mayores ingresos televisivos y las ofertas mareantes de China han aumentado las exigencias de las estrellas

Las estrellas extranjeras de la Premier League reclaman mejoras en los salarios por la fuerte devaluación de la libra a causa del 'Brexit', los mayores ingresos televisivos y las ofertas mareantes de China.

Si bien algunos se han asegurado fuertes aumentos aprovechando la cercanía del cierre del mercado de fichajes de invierno -como el brasileño del Liverpool Philippe Coutinho, que acaba de firmar una ampliación de contrato de cinco años con un salario semanal de entre 150.000 libras (188.800 dólares, 175.650 euros) y 200.000 libras-, otros no han visto satisfacer sus demandas.

Por ejemplo, el Arsenal pugna por retener al alemán Mesut Özil y al chileno Alexis Sánchez. Según la prensa británica, el campeón del mundo Özil y Sánchez, dos veces campeón de la Copa América, quieren cada uno 250.000 libras por semana para compensar la caída de ingresos en las monedas de sus países, el euro y el peso. Esa cifra supondría un aumento notable respecto a su actual salario de 135.000 libras semanales, pero es inferior a la oferta del Arsenal, en torno a las 200.000 libras.

"Aunque los hinchas tienden a asociar a los jugadores con el precio de sus traspasos, es importante señalar que el importe del traspaso sólo supone un tercio del coste total de un jugador", recordó Jake Cohen, abogado deportivo en el bufete Mills & Reeve. "El principal coste de un jugador es el salario", añadió en una entrevista reciente con la AFP, revelando que algunos jugadores extranjeros tienen contratos en otras monedas que la libra.

Para paliar las fluctuaciones de las divisas, los clubes de la Premier League mantienen acuerdos de patrocinio con empresas de cambio de moneda que les dan tasas preferenciales. "Cualquier empresa envuelta en transacciones multinacionales tiene que considerar sus opciones, y los clubes de fútbol están particularmente expuestos", dijo Cohen.

La tentación china

Desde que el Reino Unido votó en junio de 2016 a favor de salir de la Unión Europea, la libra ha perdido un 18% de su valor respecto al dólar y un 14% respecto al euro.

"La libra débil está mermando los salarios ya estancados de los jugadores (extranjeros), y a falta de poder conseguir salarios similares en cualquier otro lugar de Europa, los agentes buscan aprovechar esta nueva oportunidad de sacar algo más de los clubes", ha señalado Craig Erlam, analista de mercados de la sociedad financiera Oanda. "Además, saben que los clubes pueden permitirse pagar más por los nuevos acuerdos televisivos", ha añadido.

"No creo que sea una coincidencia que algunos futbolistas que vinieron claramente a Inglaterra buscando el dinero de las televisiones, estén ahora usando (las ofertas de) China para arrancar mejores contratos", ha asegurado Erlam.

La Premier League disfruta desde esta temporada de los 5.140 millones de libras por sus derechos televisivos durante tres años -hasta 2019-, que supuso un incremento espectacular del 70% respecto al anterior acuerdo. Si se tienen en cuenta los derechos de emisión en el extranjero, el acuerdo se eleva a 8.300 millones de libras.

Cohen no cree que la devaluación de la libra vaya a acortar mucho la brecha entre los colosales ingresos televisivos de la liga inglesa y los de las otras grandes ligas, como la española. "La caída de la libra ayudará inicialmente a la Liga, pero hará falta mucho más que un aumento del 10% o el 15% del valor del euro respecto a la libra, que podría además ser permanente o no serlo, para igualar, ni hablar de superar, a la Premier League en lo que respecta a ingresos", estima Cohen.

Así, pese a los malos resultados deportivos del Manchester United en las últimas temporadas, el club encabezó este año la clasificación de la consultora Deloitte de los clubes más ricos del mundo, en términos de ingresos. El United ingresó 689 millones de euros (736 de dólares) y superó, por este orden al Barcelona y al Real Madrid, que había encabezado el ranking durante once años.