«No me tengo en pie, esto va a ser duro»

Juanjo Rodríguez da instrucciones a sus jugadores durante su etapa como entrenador del Danisa Cristo Atlético.
Juanjo Rodríguez da instrucciones a sus jugadores durante su etapa como entrenador del Danisa Cristo Atlético.
  • El entrenador palentino Juanjo Rodríguez recibe el alta hospitalaria tras sufrir un derrame cerebral

Juanjo Rodríguez ha sido dado de alta tres semanas después de ser intervenido por sufrir un derrame cerebral. El entrenador del Castilla Palencia inicia ahora un proceso de recuperación complicado, tal y como pudo relatar él mismo ayer a este periódico. «No me tengo en pie. Esto va a ser duro», aseguró el técnico, que no ha dejado de recibir visitas y llamadas de ánimo durante estos días complicados.

Juanjo es uno de los exjugadores y entrenadores más queridos y conocidos de Palencia. De hecho, ha pasado por buena parte de los equipos de la ciudad, tanto en su etapa de jugador, como en la de entrenador. Desde que se conoció la noticia, el fútbol palentino ha mostrado su solidaridad con el técnico y su familia. Su actual club se apresuró a la hora de mandar toda la fuerza al entrenador, y publicó un emotivo tuit que corrió por las redes como la pólvora. «Desde nuestro club deseamos mucha fuerza a nuestro entrenador, Juanjo, este partido le vamos a ganar entre todos y de goleada», publicaba en la red social Twitter el Castilla Palencia.

Esas frases de ánimo han llegado al teléfono de Juanjo, que no ha dejado de sonar durante las tres largas semanas que ha permanecido en el hospital. El entrenador aún tiene que recuperar fuerzas, pero quiso dedicar unas palabras a toda la gente que le ha animado en estos días complicados. «Solo puedo agradecer todas las muestras de cariño que he recibido en estos días», afirmó ayer el técnico, que ha salido del hospital después de jugar el partido más importante de su vida. Ahora deberá seguir peleando, y eso, la lucha, no faltará en esta complicada etapa para un hombre que siempre ha demostrado sobre el campo que es todo un luchador.