El jugador del CD La Granja, Mario Grande, posa en la Avenida del Acueducto.
El jugador del CD La Granja, Mario Grande, posa en la Avenida del Acueducto. / Antonio de Torre

Un pulso por la carta de libertad

  • fútbol

  • El defensa segoviano Mario Grande pretende marcharse al Unami ante la falta de oportunidades en el CD La Granja

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Durante los últimos años, los clubes de fútbol de la provincia han protagonizado diferentes ‘conflictos’ con motivo del fichaje de algunos jugadores. En 2014 el CD La Granja dificultó en un primer momento la salida del extremo espinariego Kike a la Gimnástica Segoviana, mientras que un año después fue el conjunto azulgrana el que se negó en primera instancia a facilitar la carta de libertad a Dani Lázaro para que fichara por el club del Real Sitio. En ambos casos, finalmente se cumplió la voluntad de los jugadores para cambiar de aires.

Sin embargo, el caso que padece Mario Grande en la presente temporada parece que no tendrá un desenlace tan feliz para sus intereses. Formado en las categorías inferiores de la Gimnástica Segoviana, donde compitió en el equipo juvenil hasta la campaña pasada, fichó este verano por el CD La Granja tras declinar una oferta del Unami, conjunto que también pretendía disponer de sus servicios. Hasta ahí todo normal en uno de los muchos casos de jugadores que barajan varias ofertas e incluso entrenan con distintos equipos antes de tomar una decisión final.

Tras disfrutar de minutos con el equipo durante la pretemporada, su protagonismo en el eje de la zaga de los granjeños ha sido testimonial durante la competición oficial, relegado al banquillo o incluso a la grada por Paco Maroto, quien ha preferido a otros jugadores en su posición como Pluma, Michel, Montalvo, Kike o Pau.

Ante la falta de oportunidades y con el Unami todavía interesado en contar con sus servicios, Mario pidió la carta de libertad al CD La Granja encontrándose con una respuesta negativa. «El jugador es útil para el CD La Granja. Me da igual que se vaya al Unami, al Alcorcón o al Mozoncillo», explica el presidente del club granjeño, Pablo Alejandro, quien recuerda que el jugador firmó su ficha de manera legal con La Granja hasta el 30 de junio de 2018.

Desde mediados de noviembre Mario Grande no entrena con el equipo. «Me he planteado dejar el fútbol», asegura el jugador segoviano, quien indica que durante los primeros meses de la temporada priorizó los entrenamientos a otras cuestiones laborales, situación que decidió cambiar ante la falta de oportunidades para jugar en el primer equipo. «Creo que no me quieren dejar ir porque me iría al Unami. Si me voy a jugar al Monteresma no habría ningún problema», afirma el exjugador azulgrana, quien rechaza volver a incorporarse a la disciplina granjeña.

Su vuelta a los entrenamientos fue una de las peticiones que le realizó Paco Maroto. «Paco le dijo que si nos echaba una mano durante dos o tres partidos en los que íbamos a tener bajas le dábamos la carta de libertad antes del 31 de enero», expone Pablo Alejandro, quien recuerda que el equipo viajó el pasado fin de semana a Burgos con tan solo quince jugadores ante la negativa de Mario a entrenar. El presidente del CD La Granja también asegura que no existe ningún malestar con el Unami, quienes solicitaron al club del Real Sitio la carta de libertad pero se encontraron con la negativa de Paco Maroto. «Es un caso que lleva el entrenador y los jugadores están en la plantilla para cuando los necesite el técnico», subraya Pablo Alejandro.

Tampoco han sentado bien en el club las formas que aseguran han llevado a cabo el jugador y su padre para marcharse. «Nos ha faltado el respeto al entrenador, a mí y al club. No es el camino más correcto para llegar a un entendimiento», incide Pablo Alejandro, quien declara que Mario Grande permanecerá en el CD La Granja, como mínimo, hasta el próximo 30 de junio.