segunda división

El 'filial' del City juega en Cataluña

Guardiola, durante un partido.
Guardiola, durante un partido. / EFE
  • Con la oficialización de Angeliño y Maffeo son siete las cesiones que el conjunto de Mánchester ha firmado con el Girona en las dos últimas temporadas

Sí, han leído bien. El todopoderoso Manchester City, semifinalista de la última Liga de Campeones y candidato a la actual, tiene a su 'filial' jugando en España, concretamente en Cataluña. En Girona, por explicitar al máximo. ¿Tiene algo que ver el desembarco de Pep Guardiola en el conjunto inglés con esta simbiosis entre celestes y rojiblancos? La respuesta es sí. Pere, hermano y representante del técnico, es el gran artífice de un acuerdo de colaboración que cumple su segunda temporada, y que ya se ha traducido en siete cesiones desde el Etihad Stadium al Municipal de Montilivi.

La idea, que se materializó un año antes de la llegada de Guardiola a Mánchester, tiene su fin en convertir al Girona en un equipo satélite del City en España, en el que jóvenes del conjunto 'citizen' puedan foguearse en una Liga tan competitiva como es la española, aunque sea en Segunda. No hay que olvidar, no obstante, que el objetivo número uno del equipo catalán es el ascenso a Primera, que ya han rozado varias veces en las últimas campañas.

El acuerdo ya ha dejado siete operaciones entre ambos clubes en las cuatro ventanas de traspasos que ha estado vigente, y no parece próximo a agotarse: los laterales Angeliño y Pablo Maffeo, ambos ya debutantes con el primer equipo del City a sus 19 años, han sido los últimos en aterrizar en Montilivi. Acompañarán a Pablo Marí, central de 23 años que ya recorrió el mismo camino el pasado verano, y que acumula 500 minutos a las órdenes de Pablo Machín.

El propio Maffeo ya militó en el conjunto catalán desde enero a junio de 2016, disputando 13 partidos con la elástica rojiblanca. Los dos primeros cedidos por el equipo inglés fueron Rubén Sobrino y Florian Lejeune, y sobre todo este último tuvo un papel destacado en el Girona, club en el que ya militaba antes de recalar en el Manchester City. Menos fructífero fue el paso por España de Chidiebere Nwakali, un centrocampista nigeriano que en los seis meses que estuvo en Montilivi no llegó a debutar, como tampoco lo ha hecho con su equipo de origen.