El Norte de Castilla

TERCERA DIVISIÓN

Unionistas de Salamanca no quiere hacerle ningún descuento al Almazán

Cristo Medina y Asensio celebrando un gol.
Cristo Medina y Asensio celebrando un gol. / RUBÉN RAMOS
  • Tras dos empates seguidos ante el Beroil Bupolsa y el San José de Soria, los charros quieren volver a sumar de tres ante uno de los de abajo

Ayer fue el ‘Black Friday’. Una costumbre anglosajona donde las rebajas en los precios de mil y un artículos pueblan hasta los escaparates de las tiendas de mascotas. Si algo bueno tienen los estadounidenses es que saben exportar sus tradiciones mejor que nadie. Lejos de caer en el tópico de que eso tenga que ser algo malo per sé. Como si nunca hubiéramos comido una paella lejos de Valencia o los yanques no corrieran los San Fermines. Y dejando libertad a cada cual para que haga lo que más le conviene, sólo hay un sitio dónde no puede haber ni un solo descuento. Las Pistas del Helmántico.

Unionistas regresa ante su público. Y lo hace sin haber sido derrotado. Pero con la sensación de haber perdido por el camino. Dos empates seguidos en este club no sientan bien. Quién sabe si porque estamos mal acostumbrados. Quizás porque la ambición de la plantilla es ganar siempre. O seguramente una mezcla de las dos. El caso es que dos empates seguidos saben a rayos para todos.

Por eso, hoy no es día de rebajas. De una manera o de otra, Unionistas tiene que hacer pagar los platos rotos al Almazán. Más por una cuestión psicológica que de necesidad. Porque siendo francos, todos, y digo todos, hubiéramos firmado este primer tramo de temporada en agosto. La distancia con el quinto es de diez puntos. Algo que hacía mucho que en el grupo VIII de la Tercera División no se veía.

El líder, el Astorga, que tan invencible parece, ha perdido un partido y está cinco puntos. Es decir, Unionistas está más cerca de ser primero que de no estar en la promoción. Por no hablar de que los maragatos tienen que pasar por las Pistas para cerrar la primera vuelta. Quién sabe cómo llegarán los dos equipos.

Y entonces ¿por qué esta sensación? Probablemente tenga algo que ver el juego del equipo. Desde luego no ha sido el esperado. Contra el Zamora se creyó que fue un accidente. En Tordesillas, sin ser bonito se ganó. Que es lo cuenta. Pero contra el Bupolsa y San José Soria ya saltaron las alarmas. Un gol en el último segundo siempre es una bofetada cuando te priva de puntos. Pero más cuando confirma que no estabas haciendo bien las cosas. Y en la última visita más de lo mismo. Ya lo dijo el propio Manu Arias en declaraciones a Ser Salamanca. «Con esto no nos da».

Sumar de tres en tres

Así que toca volver a ganar. Empezar a sumar de tres puntos otra vez. Y hacerlo de una forma bien clara. Dominando al rival. Lo cual no debería ser demasiado complejo teniendo en cuenta que se juega en casa y que los sorianos llevan 15 puntos.

Lo que parece bastante claro también es la convocatoria de Astu. Pocos descartes puede hacer esta semana. Sin Lolo García ni Lerma y con la sanción de Antonio León parecía que la lista era fácil. Pero hay sorpresas.

Juan Fraile se cae a última hora y entra el juvenil Izan, así como Jaime García. El descarte es Aitor Asensio, en una semana donde se ha hablado mucho de posibles nuevas salidas del club.