El Norte de Castilla

Olarte recorta ante un jugador del Atlético Palencia.
Olarte recorta ante un jugador del Atlético Palencia. / Antonio de Torre

El Unami y La Granja mantienen su persecución al líder

  • fútbol

  • El Becerril aguanta en la primera posición tras vencer a domicilio a la UD El Espinar-San Rafael

El Unami venció por 4-0 al Atlético Palencia en un partido en el que tuvo más acierto de cara a puerta que buen juego. Comenzaron dominando los segovianos aunque sin profundidad, tratando de encontrar la manera de meter mano a la defensa visitante, bien ordenada en su propio campo pero que no ejercía excesiva presión sobre el balón. En defensa, los azules se mostraron nerviosos durante los primeros compases, con mucha distancia entre sus centrales y laterales que los palentinos no supieron aprovechar.

Pasaban los minutos y ante el bloqueo del Unami para resolver en los últimos metros, apareció Jorge en el minuto 16 para abrir la lata con un buen remate de cabeza en la frontal del área pequeña tras un saque de esquina botado desde la derecha por Alberto Otero. Con el 1-0 en el electrónico de La Albuera los planteamientos de ambos equipos no cambiaron ni un ápice. El Unami seguía nervioso atrás y dominante en campo rival, pero sin lucidez y rapidez en la elaboración. En el minuto 26, en uno de los pocos pases precisos en profundidad de todo el encuentro, Javi de la Cruz dejó solo frente a Joni a Alberto Otero. El diez local superó al meta visitante con un disparo cruzado con la pierna izquierda que encarrilaba el choque para los de Barto.

Con el partido prácticamente sentenciado, los segovianos bajaron aún más el ritmo de la contienda en los minutos restantes del primer período. No arriesgó en la circulación, con gran cantidad de pases horizontales esperando que la defensa palentina saliera de un cueva de la que no se movió durante los primeros cuarenta y cinco minutos. Tan solo un disparo lejano de falta que pasó cerca del larguero inquietó a Christian durante la primera mitad.

En el segundo período sí que se observó un cambio de actitud en el Atlético Palencia. Salieron con la intención de dominar al Unami y lo consiguieron durante los primeros minutos, desplegando un mayor número de efectivos en campo rival pero sin llegadas destacables de peligro. Su presión también era más intensa y se situaba varios metros más arriba, lo que dificultó la salida de balón de un Unami que disponía ahora de más espacios a la espalda de la defensa.

No lo terminaba de ver claro Barto desde la banda, que introdujo a Aguirre en el centro del campo buscando más intensidad. Hamza y Alberto Otero retrasaron sus posiciones varios metros, marcando este último un golazo desde el centro del campo tras un rechace del portero visitante. Con 3-0, las esperanzas de los visitantes por puntuar en La Albuera se difuminaron, volviendo el Unami a dominar el choque. Alberto Otero rozó el ‘hat-trick’ con un lanzamiento de falta que Joni sacó de la escuadra, dejando el balón muerto para que Morales de cabeza hiciera el cuarto y definitivo tanto.

Con el Unami jugando con un futbolista menos por los problemas físicos de Terleira, el Atlético Palencia protagonizó un último arreón en busca del tanto del honor, encontrándose en todas sus intentonas con un seguro Christian, acertado en todas sus intervenciones. Mantuvo la puerta cero y el Unami sumó tres nuevos puntos que le permiten seguir en el grupo de perseguidores del Becerril.

Goleada de La Granja

La Granja continúa dando pequeños pero seguros pasos en su persecución del Becerril en la Regional de Aficionados. El equipo dirigido por Paco Maroto se impuso este sábado por 4-0 al Polideportivo Salas en el campo de El Hospital en un partido en el que los del Real Sitio fueron de menos a más. Dominaron de principio a fin, pero les costó encontrar la fórmula de penetrar en la defensa visitante.

Dani Lázaro abrió la lata para los granjeños pasada la media hora de juego con su noveno gol de la temporada, que le permite mantenerse en la segunda posición de máximos goleadores. Tras el gol de los locales no hubo reacción burgalesa, por lo que se llegó al final del primer período con ventaja mínima de La Granja.

Tras el paso por vestuarios el equipo visitante dio un paso hacia delante en busca del empate, encontrándose con la firme respuesta de un conjunto granjeño que no solo neutralizó las intentonas rivales, sino que dominó con mayor claridad haciendo valor su mayor poderío físico. Víctor Velasco amplió la renta de los del Real Sitio en el minuto 66 con un tanto que encarrilaba la victoria para los locales, que tuvieron tiempo de redondear la tarde con dos goles más en los últimos diez minutos, el tercero de Rogero y el cuarto de Dani Lázaro (el segundo en su cuenta particular y el décimo en liga). Con este triunfo, el equipo dirigido por Paco Maroto permanece en la quinta posición de la clasificación, a siete puntos del Becerril, aunque con un partido menos que el conjunto palentino.

Derrota de La Unión

El Espinar-San Rafael no pudo vencer al Becerril aunque sí que le plantó cara, a pesar de lo contundente del resultado en contra (1-5). El equipo dirigido por Luis Bertó comenzó el choque maniatando al líder de la categoría, nada cómodo sobre el césped de Los Llanos durante los primeros diecisiete minutos. Fue el tiempo que tardó el Becerril en abrir el marcador gracias a un contra culminada por Melero con un fuerte disparo.

Trató de reaccionar La Unión con un remate de Óscar al lateral de la red tres minutos más tarde, pero del posible empate se pasó al 0-2 con un disparo desde fuera del área de Ismael que Joselu no pudo atajar. El segundo tanto de los visitantes sentó como un jarro de agua fría a los espinariegos, que encajaron el tercer tanto de la tarde a la media hora de juego con un lanzamiento de falta de Melero desde 35 metros que entró por la escuadra de la portería local.

El resultado parecía excesivo para lo visto hasta entonces sobre el terreno de juego, apelando La Unión a su orgullo para mantenerse con vida en el partido. En una combinación de todo el equipo, el balón llegó a la banda donde Óscar, con un preciso centro, envió el balón a la cabeza de su hermano Gabi para hacer el 1-3 con el que se llegó al final de los primeros cuarenta y cinco minutos.

En la reanudación, El Espinar-San Rafael buscó un rápido gol que le diera emoción al choque, aunque falto de ideas en los metros finales del campo. Su dominio no se traducía en ocasiones, mientras que las contras del Becerril sembraban el pánico en la defensa y la afición local. Óscar tuvo la oportunidad más clara para recortar distancias, pero no estuvo acertado en la finalización. No perdonó instantes después Mario en la portería contraria culminando un nuevo contragolpe que sentenciaba definitivamente el choque (1-4). Parecía que el marcador no se movería más, pero en los últimos minutos el Becerril lograría hacer el 1-5 gracias a un tanto de Adrián en una acción en la que los locales reclamaron un codazo a Edu.