El Norte de Castilla

El Villamuriel prolonga su buena racha

fotogalería

Fer, en el centro, intenta cortar un pase de Jesu. / MARTA MORAS

  • Los de Mario Prieto suman su cuarta victoria consecutiva ante un buen Almazán en un partido en el que se adelantaron al filo del descanso y defendieron sin agobios el resultado

El Villamuriel, como un buen tenor, sigue ‘in crescendo’, su fútbol va ganando intensidad y el equipo sumó este sábado su cuarto triunfo seguido, aunque le tocara trabajar durante los noventa minutos ante un buen Almazán que en la primera mitad mostró sus virtudes y que, en la segunda mitad, a pesar de echar el resto para enjugar el gol de Chino al filo del descanso, no pudo empatar ante un conjunto de Mario Prieto que sacó petróleo de una de sus escasas ocasiones y que defendió después con coraje los tres puntos.

El Almazán ponía a prueba la racha de los de Mario Prieto, que habían sumado diez de los últimos doce puntos en juego, con tres victorias y un empate. Buenos números, aunque los de Rubén Puente ‘Ruta’ estaban enderezando precisamente eso, su hoja de ruta tras el mal arranque de competición, con dos empates y una victoria en los últimos tres partidos. El primer aviso lo dio el Villamuriel al filo del primer cuarto de hora de partido, en un disparo lejano de Tato ante el que se confió Andreas, que pensaba que el balón iba fuera y vio como este se estrellaba en el palo. Trataban de llevar la iniciativa los locales, pero el Almazán no se escondía y llevaba peligro al contraataque con Lobera o en alguna que otra indecisión de la zaga cerrateña.

Superada la media hora de encuentro, el Almazán se mostraba activo arriba con Jesu como lanzador y Lobera como estilete, mientras que en el Villamuriel destacaba el trabajo en el centro del campo de Fer y también la labor de zapa de César Simón en ataque. No había ocasiones claras para ninguno de los dos equipos, pero sí el Almazán metía una marcha más al partido y se hacía con el control del balón, combinaba más y mejor, se imponía a los puntos. El Villamuriel, como un peso pesado sin grácil juego de pies pero poderosa pegada, esperaba una buena mano para hacer besar la lona a los sorianos, y el golpe al mentón les llegó en el minuto 44, en una acción por la banda izquierda de Tato que acabó con un centro al área y el remate de cabeza de Chino al fondo de la red. Era quizá mucho premio para los de Mario Prieto, pero el 1-0 le sabía a gloria al Villamuriel al término de los primeros 45 minutos.

Se esperaba la reacción del Almazán en la reanudación y la primera ocasión no tardó en llegar, con un disparo de Zazu en el minuto 50 que metió el miedo en el cuerpo a la afición del Rafael Vázquez Sedano. Los de Ruta iban con todo, Jesu acaparaba el balón en ataque y el Villamuriel daba un paso atrás, retrocedía. Para tratar de equilibrar el centro del campo, Mario Prieto daba entrada a Iván por Sáez, mientras que Chino gozaba de una buena ocasión que se fabricó él mismo tras recibir un buen balón en largo. Poco después, Javichi entraba por Tato y reforzaba aún más el centro del campo, el Villamuriel sacrificaba las bandas para disputar más el balón al conjunto soriano.

Quedaba menos de un cuarto de hora y el Almazán iba con todo, aunque el Villamuriel sufría solo esporádicamente, casi siempre cuando entraba en contacto con el balón el interior derecho Lobera. Incluso en el tramo final dispusieron los de Mario Prieto de algún contraataque para aumentar su renta, pero el marcador ya no se movió más y el conjunto cerrateño se hacía con una victoria en la que el resultado estuvo muy por encima del juego.