El Norte de Castilla

El Cristo Atlético sigue imparable

Los jugadores del Cristo Atlético celebran un gol esta temporada.
Los jugadores del Cristo Atlético celebran un gol esta temporada. / ANTONIO QUINTERO
  • El equipo de Lolo Infante gana a domicilio al Burgos Promesas 2000 y es segundo en la clasificación

El Cristo Atlético sigue firme en lo alto de la clasificación, la sorpresa va siendo cada vez menos sorpresa y el calificativo de revelación se le va quedando corto al conjunto de Lolo Infante. Este sábado, en una salida complicada, sumó un triunfo ante el Burgos Promesas 2000 y además escaló al segundo puesto de la tabla al dejarse el Unionistas dos puntos en casa.

En Castañares, el conjunto de Lolo Infante volvió a demostrar su enorme potencial, su calidad y su categoría para dominar los partidos. No lo pasó bien en la primera media hora, aunque tampoco es que su oponente fuera mejor, pero una vez que se puso por delante, durmió el partido, mantuvo el balón, evitó sustos y no logró un resultado mejor debido al acierto del portero local, Marco, que fue titular debido a una indisposición del habitual Álex.

Los primeros minutos de juego ya evidenciaron la mayor calidad de los palentinos, que movían el balón con mucho criterio y tenían mucha capacidad de desborde por bandas, con William y Aitor. Precisamente Aitor tuvo las primeras oportunidades, hasta tres en apenas dos minutos, obligando a lucirse a Marco, especialmente en la tercera, en la que rechazó el seco disparo del extremo y, posteriormente, Cachorro evitó el 0-1 de Blanco.

Había avisado ya el Cristo, aunque a punto estuvo de adelantarse el Burgos Promesas en una gran doble ocasión en el minuto 18. Marti ganó la línea de fondo, centró pasado y el balón le llegó en el segundo palo a Gallo, que estrelló la pelota en la madera. El balón salió rebotado hacia posiciones de Marti nuevamente, quien buscó a Soto, que disparó al lateral de la red de Alberto.

Desde ese momento, solo hubo un equipo sobre el campo, el Cristo. El gol llegó en un error de los burgaleses. Cachorro se anticipó y trató de salir con el balón controlado, combinando con Gabri y Soto. No se entendieron y robó el Cristo; el balón quedó en pies de Javi Bueno, que buscó a William al espacio y el extremo no perdonó en el uno contra uno (0-1, minuto 30). Si la renta no fue mayor para los visitantes al descanso fue porque el meta Marco comenzó su recital con sendas intervenciones milagrosas ante Aitor y Marcos.

Tras el descanso, tocó y tocó el Cristo ante un Burgos Promesas que buscaba robar y generar peligro a la contra sin mucho éxito. Rozó Camilo el 0-2 en dos acciones (56’ y 59’); también Marcos (62’) en un nuevo cabezazo a saque de esquina, y otra vez Camilo con un chut al poste (68’). Perdonó tres ocasiones Camilo, pero acertó Marcos a la segunda de que dispuso, en el minuto 78, cabeceando al fondo de la red y matando el partido.