El Norte de Castilla

Manu, en el partido frente a La Bañeza.
Manu, en el partido frente a La Bañeza. / Nacho Barrio

fútbol

La Segoviana cierra su puerta

  • El conjunto gimnástico suma su cuarta jornada consecutiva sin encajar goles

La Bañeza 0-Gimnástica Segoviana 0. No es la primera vez que la Gimnástica Segoviana empata sin goles esta temporada. Posiblemente tampoco sea la última. Ya lo hizo frente al Sporting Uxama en La Albuera (jornada 7), también frente al Cristo Atlético en La Nueva Balastera (jornada 10) y ahora frente a La Bañeza en el campo de La Llanera (jornada 12).

Tampoco es la primera vez que deja su portería a cero. En las doce jornadas que se llevan disputadas, en seis de ellas no ha recibido goles el conjunto que entrena Abraham García. Y eso que el cero no es uno de esos números que caiga simpático, sobre todo entre los estudiantes.

Un empate sin goles es un resultado que deja muchas interpretaciones y suele dejar dos bandos diferenciados. De una parte, los que piensan que solo se ha sumado un punto, que no ha ganado, que la Segoviana ha retrocedido (ahora ocupa la cuarta plaza), que ha desaprovechado la ocasión de recortar las distancias con el líder, el Atlético Astorga, que sufrió su primera derrota... Son sus principales argumentos.

De otra parte están los de una corriente más optimista. Con esas gafas se ve más claro; no tan gris. Las conclusiones son más positivas tras un análisis pausado, tranquilo. Se ha sumado un punto más; los primeros no están tan lejos; sigue en la zona de 'play off' de ascenso y son ya once jornadas consecutivas las que lleva el conjunto gimnástico sin conocer la derrota. Y además, Facundo y compañía volvieron a dejar su portería a cero, como lo ha hecho en las últimas cuatro jornadas en las que no ha recibido ningún gol. Y solo ha recibido uno en los últimos seis encuentros.

El técnico gimnástico es de los que se puso estas gafas. Pese a lo que pueda parecer, no terminó con un sabor tan agridulce como el de otros empates que le han dado más de un disgusto. «Hay que tener en cuenta que era un campo complicado, que La Bañeza es un equipo muy físico y que teníamos muchas bajas. A mí me gustó la forma de terminar que tuvo el equipo. Siempre salimos a ganar, pero sumar un punto fuera de tu campo no es tan malo y como siempre digo, será mejor si somos capaces de ganar el próximo partido». Y ese próximo partido será el domingo en La Albuera frente al Zamora.