El Villamuriel sube a la novena plaza tras ganar en El Burgo de Osma

Jesús, en un partido anteror.
Jesús, en un partido anteror.
  • Un gol de César Simón y otro de Tato en la primera mitad otorgan el triunfo a los de Mario Prieto

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

El Villamuriel derrotó al Uxama en El Burgo de Osma gracias a dos contragolpes antes de que se cumpliera la primera media hora de juego.

Los dos goles pusieron cuesta abajo una victoria trabajada que sirve al equipo de Mario Prieto para ascender a la novena posición de la tabla clasificatoria.

El partido estuvo condicionado desde el inicio por el gol de César Simón, que abrió el marcador en el minuto 5. El Villamuriel supo jugar sus bazas una vez que estuvo por delante gracias al 1-0, que llegó tras un despeje del Uxama que dio lugar a una jugada de peligro a favor. El balón llegó a Tato, que se la puso en bandeja a César para que lograse finalmente el tanto.

El objetivo inmediato fue no dejarse sorprender, y esa idea no sufrió porque al Sporting Uxama le costó despertarse. Bastaba con estar bien situado en el césped, con no arriesgar y actuar con oficio para que, con la confianza de la ventaja a favor, todo fuese rodado. El dominio de los sorianos resultaba infructuoso. Tanto es así que, al filo de la media hora, los palentinos repitieron la historia. Otro saque de esquina en contra, otro rechace y un patadón se convirtió en la decisión más acertada para que Tato se plantase solo ante el portero, Heredia, le regatease y marcara el segundo tanto de la tarde.

Los desplazados desde Villamuriel disfrutaban de una gran tarde soriana dominical en los primeros 35 minutos. Sin embargo, a partir de ahí, los de El Burgo de Osma reaccionaron. Un disparo al larguero de Ángel sirvió de acicate para que el equipo local pisara el acelerador en los compases finales del primer tiempo. Alfonso disfrutó de un par de oportunidades claras de gol. La tranquilidad se convirtió en agobio y tanto fue el cántaro a la fuente que el propio Alfonso marcó el primero del Sporting Uxama cuando corría en el minuto 42. Incluso, antes de que finalizase el primer acto, el ariete no tuvo la puntería suficiente para poner las tablas antes del descanso.

El intermedio fue lo mejor que le pudo pasar al Villamuriel en la tarde de ayer. La efervescencia que propició el gol del Uxama no tuvo continuidad tras el paso por los vestuarios. Con las ideas muy poco claras, los sportinguistas recurrieron a repetidos balones a la olla que eran bien contrarrestados por la defensa del Villamuriel. Quizás, el equipo verde solamente tuvo que emplearse un poco cuando el más vertical de los locales, Camaño, abría el campo para dar algo de sentido a unos inofensivos acercamientos, que dieron algo de esperanza a los locales en un partido en el que el Villamuriel mereció lo que logró.