El Norte de Castilla

TERCERA DIVISIÓN

Empieza la segunda evaluación para Unionistas

Tom, de espaldas, Astu y Guti, el preparador físico, dialogan sobre el césped del San Casto.
Tom, de espaldas, Astu y Guti, el preparador físico, dialogan sobre el césped del San Casto. / MANUEL LAYA
  • Tras un notable primer tramo de Liga, el equipo salmantino vuelve a la carga ante el complicado Atlético Tordesillas

Vuelve lo bueno para un equipo notable. Antes de ayer, Astu reconocía que le pondría esa nota a sus chicos en el primer tramo de liga. A pesar de los puntos dejados escapar, los números le dan la razón al técnico salmantino. En once jornadas, Unionistas es segundo. Le saca seis puntos al quinto, los mismos que el primero les saca a ellos y ha pulverizado casi todo los récords habidos y por haber.

Pero eso de alguna forma ya es pasado. En el fútbol sólo puede vivir al día. Han pasado dos semanas pero parece que fue el año pasado cuando el Zamora perdía en las Pistas. Vivir de esas rentas no va a servir de nada. Y es que con 26 puntos se desciende a Regional y nunca jamás se ha jugado una promoción de nada.

Así que no queda otra que volver a ponerse manos a la obra. Y el rival no es de los sencillos. Cuál lo es.

Según cuentan dentro del club, esperaban que el Tordesillas fuera a estar más arriba. Más después de la temporada que hizo el año pasado. Aún así son sextos con 16 puntos. En otras palabras, si se les gana, se les deja a un mundo de poder jugar play off. Al menos desde el punto de vista lógico. Que luego ya se sabe puede pasar de todo. Además no es el Tordesillas un equipo de medio pelo. El éxito de Castilla y León en la Copa de Regiones tiene un pedazito de el rival de Unionistas. Alberto Rodríguez ‘Peli’ estuvo en Bulgaria con Manu Díaz, Sito Cruz y Rodrigo Flórez. Juega de centrocampista. Pero se le reconoce más fácil porque es el único jugador pelirrojo que habrá hoy en el Salinar. No el único exponente, de un equipo que más o menos mantiene el mismo bloque, pero que se ha reforzado con jugadores interesantes.

Vaya que no va a ser un paseo militar el partido de hoy. Como casi nunca. Todos dentro de Unionistas saben de la importancia de ganar fuera de casa. Suena a cuestiones de perugrullo, pero es que en una categoría tan extraña y a la vez tan normal como es la Tercera División esto es algo a tener muy en cuenta. Ya lo reconocía el entrenador salmantino antes de ayer. «Son tres puntos y medio». Y hablando de puntos, Unionistas llega después de haber sumado nueve de nueve posibles. Una racha que de momento es la mejor de la temporada y que le vale para tener un colchón interesante en la promoción de ascenso. Un colchón claro que se quiere ampliar. Y por qué no recortarle diferencias al intratable Atlético Astorga.

Como en casa

La afición de Unionistas prepara una auténtica invasión de Tordesillas. La buena sintonía entre los dos clubes facilitará el desplazamiento de cerca de 500 seguidores blanquinegros hasta tierras vallisoletanas para ver a su equipo. En total, se han llenado ya dos autobuses, a lo que hay que sumar la cantidad de gente que viajará en sus coches particulares. Todo por ver a su equipo volver al trabajo y por ver cómo lo hace. Y es que después de un tramo notable, Unionistas empieza su segunda evaluación con un parcial tremendamente exigente.