El Norte de Castilla

Ayrton, en el partido disputado frente al Real Ávila.
Ayrton, en el partido disputado frente al Real Ávila. / Antonio de Torre

fútbol

De vuelta a la normalidad de la Liga

  • El delantero gimnástico Ayrton destaca la experiencia que ha vivido con la selección de Castilla y León en Bulgaria

  • «Ahora lo que toca es pensar en mi club», añade

Llegó el pasado martes de Bulgaria, con el lógico cansancio acumulado de los partidos y del viaje (del hotel al aeropuerto, avión con destino Villanubla y regreso a Segovia), pero con la satisfacción de haber conseguido el objetivo, que no era otro que el de lograr la clasificación de la selección de Castilla y León para disputar la fase final de la Copa de las Regiones que se disputará a finales del mes de junio. Volverá a esta con las mejores selecciones del fútbol aficionado.

El delantero gimnástico Ayrton Cabral Sousa también ha sido parte importante, junto al resto de sus compañeros, del éxito obtenido. Ha sido titular en los tres encuentros y frente a Bulgaria, en el primer partido, marcó dos de los cuatro goles de su equipo.

Este miércoles ya estaba en su puesto de trabajo y por la tarde, entrenamiento (recibió las felicitaciones de sus compañeros y de su entrenador, Abraham García) con la Gimnástica Segoviana, pensando ya en el próximo compromiso del conjunto gimnástico frente a La Bañeza. Vuelta a la vida cotidiana. «Sí que es verdad que ha sido un poco paliza, pero se lleva bien; estamos todos muy contentos, y ahora nos toca pensar ya en nuestros clubes. Después, en junio, ya volveremos a pensar otra vez en la selección. Es lo que hay, lo que nos toca ahora. La selección ya ha pasado, ha sido muy bonito, pero ahora hay que recuperar la normalidad en nuestros equipos y pensar ya en lo que se nos viene encima», comentó el jugador. Y es que vuelve la Liga; se ha hecho larga una semana sin fútbol en el grupo VIII de la Tercera División.

A nivel personal, Ayrton destaca la experiencia que ha supuesto jugar con Castilla y León en Bulgaria. «No ha sido fácil, a pesar de los marcadores y lo que hemos conseguido no es algo que se logre todos los días; he tenido la suerte de poder vivirlo y estoy muy contento». Ya había comentado en días anteriores que no sabía lo que se iba a encontrar respecto a los rivales, pero que tenía la confianza de que iban a hacer un buen torneo. «Es verdad que no conocía a ningún jugador del resto de selecciones, pero sí a conozco a mis compañeros. Sé que llevábamos una gran selección y por eso intuía que podíamos hacer algo importante», dijo. No es que le guste mucho hacer quinielas, pero sus pensamientos fueron acertados.

El delantero gimnástico desgranó lo que supuso el desarrollo de la competición. Era mejor ir partido a partido. «Contra Bulgaria (ganaron 4-0), que creo que ha sido el mejor equipo al que nos hemos enfrentado estos días, tuvimos unos minutos en los que lo pasamos complicado, pero poco a poco fuimos imponiendo nuestra mayor calidad y nuestro juego. La selección de Bulgaria nos sorprendió para bien, queriendo tener el balón. Nos costó entrar pero luego hemos controlado bien, reflejado en el marcador además». Hizo dos de los cuatro goles del combinado regional. «Estoy aquí para marcar goles y ayudar a la selección y estoy contento. Era importante ganar el primer partido y lo conseguimos», añadió.

El segundo partido, frente a Bosnia. Victoria por 3-0. «También lo supimos sacar adelante, sobre todo cuando conseguimos marcar el primer tanto», aunque no olvida el disgusto que supuso la derrota en el tercer partido frente a San Marino (1-0), pese a lograr la clasificación. «Era el típico partido en el que te llegan una vez, te marcan y se encierran; tú tienes 20 ocasiones y no consigues marcar ninguna; el balón no quiso entrar. Creo que fuimos superiores, pero estas cosas pasan. Nos quedó un amargo sabor de boca, pero lo mejor fue que logramos la clasificación».

Y ahora, de nuevo vuelta a la realidad. La Segoviana juega este domingo frente a La Bañeza. Y Ayrton ya piensa, al igual que sus compañeros, en este encuentro. «Es ahora mismo lo que más me importa y en lo que nos tenemos que centrar. Espero que consigamos sumar los tres puntos, aunque creo que no será fácil», comentó el jugador.