El Norte de Castilla

fotogalería

Domingo persigue a un jugador del Altético Bembibre durante el partido de este sábado. / Antonio de Torre

Un gol tempranero de Dani Arribas basta para la victoria

  • fútbol

  • La Gimnástica Segoviana vence al Atlético Bembibre en el último partido antes de los encuentros internacionales de la selección regional UEFA

Y van diez. Le queda una para la undécima (y no son Copas de Europa). Son las jornadas que lleva la Gimnástica Segoviana sin conocer la derrota. De hecho, solo cayó en la primera jornada del campeonato y y desde entonces, tres empates y siete victorias. No está mal para llegar a este parón en la competición (el fin de semana que viene no hay Liga debido a los partidos de la selección de Castilla y León en Bulgaria).

Volvió a ganar el conjunto de Abraham García. Posiblemente no haya sido el mejor partido de la temporada, ni el más brillante... Pero vale. Son tres puntos más, que al fin y al cabo es lo que se persigue. Y en esta ocasión el conjunto gimnástico supo sufrir, no caer en el juego del Atlético Bembibre, que fue de menos a más. Esta vez mantuvo la cabeza fría para rentabilizar el gol que marcó Dani Arribas en los primeros minutos. De estos triunfos también se extraen conclusiones.

De salida el técnico volvió a apostar por Guille Duque en el lateral derecho, mientras Fernán y Ayrton esperaban su turno en el banquillo, El Atlético Bembibre salió con las ideas claras desde el principio. Nada de aguantar atrás, pero lo que no esperaba es que el conjunto gimnástico se iba a adelantar muy pronto en el marcador, con un golazo de Dani Arribas marca de la casa y con ‘copyright’, haciendo inútil la estirada del meta Ivanildo.

Marcar pronto no le vino mal a la Segoviana y sí a su rival. Algo debió de ver el técnico del Atlético Bembibre, Fernando Ministro, que enseguida puso a jugadores a calentar ante una Segoviana que siguió el plan previsto inicialmente en una semana un tanto complicada, con jugadores tocados (Borja Plaza, Rubén, Víctor Pérez, Ayrton, Fernán...). Menos mal que ahora llega este parón. Carburaba la Segoviana, con un Dani Calleja crecido. Lo mismo le paraba el portero un remate a bocajarro (aunque estuviera en fuera de juego) que lo intentaba de lejos, buscando sorprender al portero adelantado.

Tenía el partido muy controlado el conjunto gimnástico. Atrás no pasaba apuros (gran partido de Guille, un jugador que no para de crecer y sigue madurando con el paso de las jornadas), y de medio campo para adelante buscaba diferentes alternativas ofensivas. Por desgracia, el marcador era de esos que tampoco es para permitirse muchos lujos. El planteamiento del Bembibre se fue diluyendo según pasaban los minutos. Se debió de cansar de correr y no obtener premio, y en ocasiones llegaba tarde. Poco hizo en esa primera parte, salvo el frenar por cualquier medio a los locales. Tampoco es la Segoviana un equipo que deje espacios. Y también era importante no entrar ni caer en provocaciones que no conducen más que al disgusto. Con el resultado de 1-0 se llegó al descanso. Y casi hasta era lo mejor que podía pasar.

Segunda parte

La segunda parte comenzó con novedades. Esa idea que tenía el técnico del Atlético Bembibre ya en los primeros 20 minutos de partido, la llevó a cabo. Ministro hizo los tres cambios. Para qué esperar. Tenía su riesgo evidente, era evidente, pero también tenía sus razones. Las explicó al término del partido. Reconoció que se había equivocado en el once, pero que tampoco estaba dispuesto a tolerar actitudes como las de su equipo en la primera parte.

Los cambios le dieron la razón, porque el Bembibre fue otro equipo. Si en la primera parte fue la Segoviana la protagonista de la mayoría de las acciones, en la segunda estuvo mejor el conjunto visitante. Poco tuvo que ver con el de la primer aparte. Salió con más claridad al contragolpe. Propuso algo más. Alexio tuvo una clara ocasión para empatar pero estuvo listo Facundo, y el meta gimnástico volvió a salvar el resultado con una buena mano a lanzamiento de Alexio. Ya iban dos. Tocaba apretar.

También reaccionó Abraham García, dando entrada primero a Ayrton, y después a Rubén y Fernán. Era un buen momento para marcar el segundo y dejarse de historias. No llegó ningún gol, ni para al Segoviana, ni para el Atlético Bembibre. Ese gol de Dani Arribas valió su peso en otro y para que la Segoviana afronte ahora este descanso obligado con otro talante. Sin agobios.

Temas