El Norte de Castilla

TERCERA DIVISIÓN GRUPO VIII

Un histórico en horas bajas visita las Pistas

Álex González trata de superar a un rival del Atlético Bembibre
Álex González trata de superar a un rival del Atlético Bembibre / MANUEL LAYA
  • Unionistas de Salamanca recibe al Zamora antes del parón por la Copa de las Regiones de la UEFA

Si hace dos temporadas, cuando Unionistas de Salamanca debutó con victoria ante el Carbajosa B en Provincial se le hubiera dicho a los aficionados del club que en dos años y poco estaría jugando contra el Zamora a todos le hubiera costado creérselo. Pero si encima a ese partido se llegara como claro favorito para llevarse los tres puntos nadie lo hubiera creido.

Sin embargo, a veces la realidad superar a las mejores expectativas. Pasa pocas veces. Pero pasa. Y si no que se lo digan a Unionistas de Salamanca. El partido contra el Zamora no es uno más. A pesar de ser el primer partido oficial entre las dos escuadras, obviando claro está los duelos contra el filial de la pasada campaña, la visita de los rojiblancos a las Pistas merece un ejercicio de reflexión. Sí, porque habla de un crecimiento tremendo de un proyecto, el de Unionistas, que en muy poco tiempo se ha convertido en una referencia en la comunidad. Claro que los sucesos en el Ruta de la Plata también han contribuido a que lo que se vaya a vivir hoy sea un derbi desigual.

La historia reciente del Zamora CF suena y mucho por Salamanca. Un equipo histórico de Segunda División B que con el paso de los años, bien por malas gestiones, bien por fracasos deportivos, se ve con una serie de deudas que hacen incluso dudar de la existencia del club. Una plantilla hecha con unas dificultades económicas tremendas, que trata de sobrevivir como puede en una categoría atípica para la trayectoria de la entitad. Casi palabra por palabra, cambiando Segunda B por categoría de plata es lo que se vivió aquí con la UDS. La diferencia es que en la ciudad vecina se está nadando contra corriente para seguir adelante. Al menos un año. Si se muere en la playa o aparece una milagrosa tabla salvadora se verá a final de temporada. Eso sí, las perspectivas son negras.

Esto sería un buen resumen de la intrahistoria del derbi. En lo meramente deportivo, el partido se antoja desequilibrado. Unionistas parte como favorito para llevarse la victoria. Los de Astu van recuperando esa fiabilidad de principios de campaña. La goleada en La Llanera fue más importante de lo que se piensa. Ganar al La Bañeza en su campo siempre es complicado. Volver a llevarse los tres puntos fuera un mes y pico después de la última vez, necesario. Superado ya ese pequeño bache, por apodarlo de alguna forma, los charros vuelven ante su público con la única idea de seguir la estela del líder, el intratable Astorga. Eso mirando por arriba, porque por abajo, un triunfo significaría dejar a un rival, más o menos directo, ya a la nada desdeñable distancia de diez puntos.

Pero ojo con el Zamora. Una fiera herida es doblemente peligrosa. Y más cuando se conocen los colmillos que tiene el rival de los charros. Multitud de jugadores salmantinos engrosan las filas de los de Miguel Losada. Caramelo, Juanan del Álamo y Esteban Griñón son nombres que suenan, y mucho, en el aficionado medio. A ello hay que sumar a Iñaki Eguileor, ex del Ciudad Rodrigo, y un delantero a la vieja usanza. También está Mario Sopale, cuya habilidad técnica está fuera de toda duda.

¿Con qué tratará Unionistas de protegerse? Con lo clásico. Vuelve Chamorro, por lo cual ‘los siete fantásticos’ de los charros volverán a estar en el once. La única baja será la de Zubi, más los lesionados, que goza de permiso del club. Asensio o Albertín son las opciones para suplir al extremo.