El Norte de Castilla

Fútbol

El Comité Nacional investiga la actuación arbitral en un partido de féminas

Plantilla del Juventud Rondilla.
Plantilla del Juventud Rondilla. / El Norte
  • Las jugadoras del Juventud Rondilla afirman que el colegiado y un auxiliar les dijeron frases como «jodeos, guarras» o «a mamarla»

«Jodeos guarras» o «A mamarla» son algunas de las lindezas que tuvieron que escuchar las jugadoras del Juventud Rondilla en su partido frente al Sporting Garrido. Eso denuncian al menos las chicas que entrena Yeray Andrés. Palabras que, según las jugadoras, les sacaron de un partido que acabaron perdiendo por un claro 4-1. En el club vallisoletano no quieren que esta falta de respeto hacia las jugadoras quede sin castigo. De momento, el Comité Nacional de Árbitros ha solicitado al conjunto salmantino la grabación del encuentro.

Estupor e incomprensión es lo que hay en el seno del equipo femenino del Juventud Rondilla. No comprenden las jugadoras qué ha pasado, pero están dispuestas a asegurar que el árbitro Sánchez Delgado dijo «jodeos, guarras» y que el auxiliar Cárdenas Gómez soltó la perla «a mamarla» a las integrantes de este equipo vallisoletano que milita en la Segunda Regional y que se medía al equipo salmantino del Sporting Garrido.

Yeray Andrés, entrenador del Juventud Rondilla, mostró su deseo de que se haga justicia en lo que considera un exceso imperdonable de la pareja de colegiados. «Vamos a presentar esta tarde –por ayer– un escrito firmado por las cuatro capitanas en el que se explica lo que sucedió y para que la Federación de Castilla y León abra el correspondiente expediente. Llamará a las dos partes, al equipo y al árbitro, y se llevará a cabo el correspondiente seguimiento del caso».

Yeray Andrés pone la mano en el fuego por sus pupilas. «Ha habido un desprecio total hacia mis jugadoras. Me lo creo cuando mi capitana, Tamara Sanz, jugadora de 28 años, sale llorando del campo y me lo cuenta. Otras compañeras lo corroboraron con idénticas palabras. Ellas son testigos de lo que pasó. No tengo dudas».

La misma Tamara Sanz reconoció ayer que en su trayectoria de más de diez años como futbolista no había visto un episodio de estas características «Nunca he vivido una situación como esta», destacó. «Fue algo que sucedió de repente. Nos quejábamos de que las rivales se quejaban de cualquier contacto. Ya en el segundo tiempo, cuando marcan el 2-1, que llega después de pitar una mano un minuto después de que se produjese la acción, el linier dice lo de ‘a mamarla’. El arbitro, yo lo oí una vez pero otras compañeras lo escucharon en otras ocasiones, soltó lo de ‘jodeos, guarras’», asegura. «Juegas por afición y cosas así hacen mucho daño al deporte».

Desde el club vallisoletano se confía en que la Federación regional dé respuesta adecuada a unos hechos tan graves.

«No se aprecia»

Desde Salamanca, el Colegio de Árbitros se puso ayer mismo manos a la obra para intentar aclarar lo sucedido en los campos de Los Cuernos el pasado domingo. Así, se pusieron en contacto con los colegiados y todos ellos niegan los hechos que se les imputan desde el Juventud Rondilla. «Lo están pasando muy mal porque no entienden cómo pueden inventarse este tipo de cosas, los tres lo niegan rotundamente», expresan desde el colegio charro. Por su parte, Antonio, entrenador del Sporting Garrido, apunta que ni él ni ningún miembro de su cuerpo técnico o sus jugadoras escucharan cualquier tipo de insulto o palabra malsonante de los colegiados hacia sus rivales en el campo. «Tengo el partido grabado y en el vídeo no se aprecia nada de lo que dicen las jugadoras del Juventud Rondilla. Es más, acusan al árbitro asistente que está en la banda contraria al banquillo del Rondilla, por lo que es imposible que todas las jugadoras, como dicen, escucharan esas palabras porque también lo tendrían que haber escuchado las mías o yo mismo. Estamos a la misma distancia que ellos. He preguntado y ninguna de mis jugadoras ha escuchado nada parecido».

La repercusión de este partido ha llegado incluso al Comité de Árbitros en Madrid, que ha solicitado el vídeo del encuentro al Sporting Garrido de Salamanca. «Sí, me han llamado desde Madrid y el jueves lo dejaré en la delegación salmantina de los árbitros para que puedan ver que no ha pasado nada», apunta Antonio, que aclara que «lo que sí se ve en el vídeo es cómo, minutos antes de que expulsen al entrenador del Rondilla, el colegiado acude a nuestro delegado de campo para quejarse porque alguien en su banda estaba molestando al asistente, increpándolo y hasta casi poniéndole la zancadilla».

Temas