El Norte de Castilla

Rubén despeja un balón durante un partido frente al Real Ávila.
Rubén despeja un balón durante un partido frente al Real Ávila. / El Norte

Regresa el derbi de Castilla

  • fútbol

  • La Gimnástica Segoviana y el Real Ávila se vuelven a enfrentar dos años después

El Real Ávila y la Gimnástica Segoviana protagonizarán esta tarde, a partir de las cinco, uno de los encuentros más esperados por los aficionados abulenses y segovianos de toda la temporada. El encuentro es el clásico por excelencia del grupo octavo de la categoría, siendo también uno de los choques con más historia de toda la Tercera División. Tras un año sin medir sus fuerzas debido al descenso del Real Ávila a la Regional de Aficionados, ambos conjuntos esperan realizar un gran partido sobre el césped del Adolfo Suárez para conseguir una victoria especial.

Será el primer derbi para varios jugadores de la Gimnástica Segoviana como Javi Marcos, Quino, Ayrton, Fernán o Domingo, y también para el entrenador, Abraham García, que reconoce que este tipo de partidos son bonitos para los espectadores, los aficionados y los entrenadores. Un encuentro especial que el técnico madrileño espera no se traduzca en un exceso de excitación por parte de sus jugadores, y sí en un mayor deseo de jugar con responsabilidad y con ganas de sacar un buen resultado. Tras el tropiezo del pasado domingo en La Albuera frente al Sporting Uxama, los azulgrana quieren resarcirse con un triunfo frente a su rival histórico, equipo que ha comenzado de forma discreta la temporada –ocupa la penúltima posición en la clasificación con cinco puntos–, pero que todavía no conoce la derrota en el Adolfo Suárez, donde ha conseguido una victoria y dos empates.

«Estos partidos tienen mucha miga, y no importa en que situación llegue cada equipo», asegura Abraham García, que espera un Real Ávila que planteé una fuerte presión y un alto ritmo, tratando de generar errores en la parcela defensiva de la Gimnástica Segoviana para sacar algún resultado positivo. Por su parte, el técnico gimnástico tratará de que sus futbolistas mantengan la concentración durante los noventa minutos, con especial atención a las segundas jugadas para hacerse con la posesión del balón e intentar generar llegadas de peligro al área abulense.

El encuentro de esta tarde será el primero de los tres que los azulgrana tendrán que afrontar en esta semana, circunstancia que no preocupa al técnico madrileño, quien confía en la profundidad de su plantilla para sacar resultados positivos en tres partidos que marcarán el rumbo de la Segoviana durante los próximos meses. Las rotaciones, por lo tanto, serán necesarias en los siguientes choques, con el objetivo de que los jugadores ofrezcan su máximo nivel. La convocatoria no ofrece importantes novedades, más allá de la presencia en la misma de Javi Marcos y la ausencia de Guille, quien no podo entrenar este sábado por motivos personales. Dani Calleja, Ayrton o Manu, jugadores con molestias físicas, serán de la partida.