El Norte de Castilla

El Villamuriel pierde ante el Burgos Promesas y no levanta cabeza

Tato, con el balón ante el Almazán. Antonio Quintero
Tato, con el balón ante el Almazán. Antonio Quintero
  • Los burgaleses sentenciaron el partido en el tiempo añadido y los de Mario Prieto siguen en la última plaza de la clasificación

El Plásticos Magonsa Villamuriel cayó derrotado por 2-0 en su visita a un Burgos Promesas que necesitaba el triunfo y peleó para lograrlo.

Nueva derrota del conjunto palentino en un choque en el que los locales se adelantaron antes del intermedio con un tanto de Soto. No fue fácil para el cuadro burgalés llevarse la victoria, ya que los palentinos lo intentaron en la segunda mitad, tratando de igualar al menos una ventaja tan corta para su rival. Peleó el Villamuriel para intentar buscar el empate, pero lo que llegó fue el segundo para el Burgos Promesas que sentenció la contienda en el último minuto por medio de Zamora para cerrar el duelo.

No se fiaban los anaranjados de su oponente, pese a su condición de colista. Y lo cierto es que, aunque no mereció sumar, el equipo cerrateño estuvo incluso cerca de lograr un resultado positivo en Castañares. Apenas creó peligro el equipo de Mario Prieto, pero en el minuto 87 rozó, en un remate de Chino a la salida de un saque de esquina, el empate, pero Cachorro evitó bajo palos lo que hubiera sido el 1-1. Fue la ocasión más clara para los verdes, que se mantienen colistas.

Hasta entonces, y salvo un inicio igualado, el dominio fue local. El balón era del Burgos Promesas, también cuando perdió a su jugador más lúcido, Cosín, que tuvo que abandonar el terreno de juego en el minuto 23. A pesar de su dominio, al cuadro local le costaba llegar con peligro. Buscaba la banda, algo que en la primera mitad hizo bien, y desde allí, con centros al corazón del área, pudo abrir el marcador con testarazos de Zamora, Pekas y Cachorro, así como en una caída del central en el área en un saque de esquina. Pidieron penalti los locales, aunque precisamente el afectado con menor insistencia. La réplica llegó, apenas, con una falta lejana lanzada por Chino que Marco blocó.

El partido cambio por completo en el minuto 37, cuando Soto abrió el marcador. Lo hizo al superar con una vaselina a Rubo en su salida tras un balón al espacio de Gabri. El tanto espoleó al Burgos Promesas y solo unos segundos después una acción personal de Marti a punto estuvo de suponer el 2-0. Visto lo visto en los minutos finales, el Villamuriel casi podía dar por bueno el 1-0 al intermedio que le dejaba con opciones de cara a la segunda mitad.

En la segunda parte la decoración cambió. Se notó a los burgaleses más conservadores, sabedores de la exigencia de ganar y ya con el resultado a favor. El Villamuriel tuvo el balón, aunque no profundidad para crear peligro. Porque los tiros de César, tapado desde el suelo por Jairo; de Chino, blocado en dos tiempos por Marco tuvieron poco o nada marchamo de gol.

El Villamuriel le ponía intención pero apenas generaba peligro ante la meta contraria. Pero todo pudo cambiar en el tramo final del encuentro, en un susto para el Burgos Promesas, en una acción que a punto estuvo de darle la igualada a los de Mario Prieto. Marco midió mal en un saque de esquina y Chino cabeceó, pero Cachorro evitó el tanto sobre la línea de gol. Solo un par de minutos después, con el tiempo ya cumplido, Zamora cerró el partido al rematar a la red una acción de Gallo por la derecha a la que no habían llegado en boca de gol Soto y Varo.