El Norte de Castilla

TERCERA DIVISIÓN

Unionistas quiere hacer pagar los platos rotos al Mirandés B

Álex González se dispone a lanzar un balón en largo en el duelo contra el Real Ávila.
Álex González se dispone a lanzar un balón en largo en el duelo contra el Real Ávila. / DIARIO DE ÁVILA
  • El conjunto salmantino se mide al filial rojillo en las Pistas del Helmántico a las 17:30 horas, después de tres empates seguidos

Quieren volver a ganar. Esa es la intención de Unionistas de Salamanca para el partido de hoy contra el Mirandés B. Después de tres empates consecutivos, los charros necesitan una nueva victoria que les valga para recuperar sensaciones. O al menos, para refrendar las que ya se intuyen.

Y es lo que los tres empates han sido engañosos. Numancia B, Sporting de Uxama y Real Ávila han sido los equipos antes los cuales Unionistas ha dejado escapar los puntos. La idea general de la plantilla y del cuerpo técnico es que en esos encuentros, lo normal habría sido ganar. Por juego y ocasiones, los charros fueron superiores a sus rivales.

Hay dos formas de ver la situación. La primera, la más optimista. No haber ganando esos partidos se explica únicamente por una conjunción de factores en los que la mala suerte es el primero que aparece en la lista. La verdadera versión del equipo es la que ganó los tres primeros partidos. No la otra, en la que se empató. La otra forma de verlo es más crítica. Unionistas ganó a tres rivales con pocas aspiraciones a hacer algo grande, como son la Virgen del Camino, el Villaralbo y el Burgos Promesas. Y se empató contra otros tres que son de mitad de la tabla para arriba. Seguramente, con la excepción de la Virgen del Camino en el caso del primero grupo y del Sporting Uxama en el caso del segundo.

Cual es la hipótesis que se impone se decidirá en buena parte tras lo que suceda mañana. El Mirandés B es un equipo que el año pasado se salvó con carambola. Sacó los tres puntos de forma agónica en la última jornada. Y no bajó a Regional porque ninguno de los cuatro equipos que jugaron el play off lograron ascender a Segunda B.

Pero eso ya es pasado. Porque esta temporada, el filial rojillo ha arrancado como un Fórmula Uno. Con diez puntos, está a solo dos de entrar en puestos de play off. Una frontera que ocupa Unionistas, siendo cuarto con doce en su casillero. En otras palabras, si los blanquinegros no ganan se podrían ver fuera de esas plazas.

Una situación que a lo mejor a finales de año puede ser anecdótica. Pero una eventualidad que puede suceder, después de haber empezado en Tercera de una manera más que ilusionante. Hasta hace bien poco, Unionistas era líder en solitario del grupo VIII. Es cierto que queda mucho. Más cuando se comprueba que el mes de octubre va a ser tremendamente exigente. A mayores de los burgaleses, los salmantinos se enfrentarán al Cristo Atlético, al Atlético Bembibre, al La Bañeza y al Zamora. Todos ellas escuadras que bien por tradición, bien por nombre, o bien por resultados a día de hoy están arriba.

En cuanto al equipo que hoy podría sacar Jorge González Rojo parece que no va a haber demasiados cambios. Sobre todo en la zona de atrás. Javi Díaz va a ser el portero titular, salvo dramático giro de los acontecimientos. La defensa se puede recitar de carrerilla: Flórez, Manu Arias, Antonio León y Sito Cruz. El que no va a estar en el centro del campo es Diego del Castillo. El leonés vuelve a estar fuera de la convocatoria. Quién acompañará a Chamorro es una incógnita. Podría ser Ángel Martínez, como ya sucedió en Ávila, o Toni Miguel, inédito en lo que va de campaña.

En las bandas, Albertín no será de la partida. El extremo se queda en la grada. Zubi, Asensio y Cristo son las opciones del técnico. El enganche será a buen seguro de Álex González, uno de los que están más en forma. O bien de Vitolo, que vuelve a la lista. La punta de lanza tiene el nombre de Óskar Martín, que con cuatro goles es el máximo artillero del equipo y el segundo del grupo. Aunque eso sí, empatado con numerosos futbolistas.