El trabajo no sirve al Villamuriel para lograr el triunfo ante el Tordesillas

Jesús intenta un recorte a Abraham antes de ser expulsado.Antonio Quintero
Jesús intenta un recorte a Abraham antes de ser expulsado.Antonio Quintero
  • El equipo de Mario Prieto sigue derrochando esfuerzo y ganas, pero no logra remontar el vuelo y cae con justicia ante los de Turiel

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Trabajo. Eso es lo que lleva ofreciendo el Villamuriel durante toda la temporada, tal vez porque no tiene mucho más que dar.

Pero su constante esfuerzo, su labor de pico y pala, no está sirviendo hasta ahora para construir los cimientos de la permanencia y ayer volvió a perder en un partido en el que sacrificio no sirvió de nada.

El Villamuriel llegó al partido cargado de ambición. El sacrificio no se había convertido en puntos en las últimas jornadas y los de Mario Prieto saltaron al campo dispuestos a regar el césped con su sudor. Este ‘riego por goteo’ al que está acostumbrado el Rafael Vázquez Sedano puede ayudar a que el terreno de juego luzca con un color verde intenso, algo de lo que parece haberse contagiado el propio equipo, al que también se le está viendo un poco verde en este arranque liguero.

El empuje inicial permitió al Villamuriel crear peligro desde el principio, y en el minuto 4 estuvo a punto de abrir el marcador, primero con una ocasión de César Simón y luego con otra de Chino. El balón no quería entrar, pero era pronto y los cerateños siguieron en sus trece hasta que el propio Chino mandó el balón al larguero con un potente testarazo. Esa ocasión se convirtió en el cénit ofensivo de un Villamuriel que se fue desinflando poco a poco hasta que empezó a romperse por el centro del campo. Se echaba de menos la presencia de jugadores como Fer o Marcos Belerda, y el Tordesillas empezó a aprovechar los espacios para crear peligro hasta que en el minuto 33 llegó el 0-1. El rojiblanco Alberto pasó a Villa y el 11 tordesillano no tuvo piedad con un Rubo que tuvo que recoger cabizbajo el balón de su portería.

Otra vez la misma historia para el Villamuriel. El esfuerzo tuvo un gol en contra como premio y el Tordesillas sacó petróleo de uno de los pocos acercamientos con peligro que tuvo durante toda la primera mitad. Los de Turiel rentabilizaron al máximo su juego, algo más rácano de lo esperado, y los cerrateños necesitaban ganar presencia en el centro del campo, por lo que Mario Prieto decidió cambiar piezas tras el descanso. Juan de Antón y Tuco salieron al campo para crear y contener, pero las intenciones del técnico tardaron un tiempo en verse reflejadas sobre el terreno de juego.

El Tordesillas supo cerrarse bien y los verdes parecían incapaces de generar peligro mientras los rojiblancos estaban cada vez más cómodos. Esa comodidad visitante se elevó a la enésima potencia cuando Mato hizo el segundo con una vaselina que dejó mudo al Rafael Vázquez Sedano. Parecía que el partido podía morir con el 0-2, pero, a falta de tres minutos para el final, Chino logró marcar y los verdes soñaron con la remontada. Aunque ya se sabe que la alegría dura poco en casa del pobre, exactamente tres minutos: lo que tardó en cumplirse el tiempo reglamentario. Y es que, en ese momento, Jesús vio la segunda amarilla como desagradable postre de un encuentro que, además, acabó con una fea tangana a la entrada de los vestuarios en la que participaron jugadores y directivos.

La sangre no llegó al río, a pesar de que el Carrión pasa bien cerca del campo, y el partido acabó con una nueva derrota del Villamuriel, un equipo humilde, con muchos obreros y pocos ingenieros. Ya se sabe lo que decía Karl Marx sobre el proletariado: que lo único que tiene es su fuerza de trabajo. Estos proletarios del balón se enfundan cada sábado el mono verde en busca de un salario en forma de puntos que les permita sobrevivir en la Liga, pero, con los tiempos que corren, el sueldo no les permite llegar a fin de mes. El problema es que ayer fue día 1 de octubre y la cuenta de puntos sigue bajo mínimos. Alguno dirá que la culpa es de la reforma laboral, otros esperan la llegada de los ‘ingenieros’, que pronto saldrán de la enfermería.