El Norte de Castilla

La luz al final del túnel llega desde Argentina para el Deportivo Palencia

Inestal celebra el gol que logró en Burgos.
Inestal celebra el gol que logró en Burgos. / Agencia LOF
  • Fede Inestal cree que su gol ante el Burgos puede significar un antes y un después

El Deportivo Palencia llevaba a oscuras desde que logró el ascenso. Tras el cegador resplandor de la llegada del club a Segunda B, el equipo entró en un oscuro túnel en el que nadie acertaba a dar la luz, tal vez porque unos y otros estaban muy ocupados repartiendo puñaladas a diestro y siniestro. Nos hemos cansado de oír que esto se solucionará en el momento en el que el equipo empezara a ganar, que los goles y los puntos serían los brotes verdes para la crisis morada. Pues ahí están los tres primeros puntos del equipo de Óscar de Paula y llegan gracias a un gol de Fede Inestal.

¿Quién iba a decir que la luz al final del túnel llegaría desde Argentina? Pues de allí, del otro lado del charco, es Inestal, el hombre que consiguió el gol en El Plantío que sirvió para que el Deportivo sumara al fin sus tres primeros puntos . «La tenía Xavi, encaró por el medio, se la quitaron, pero me cayó la pelota al pie al borde del área. Amagué con un pase a Zarandona, pero me metí para dentro, la pegué y me salió un tiro cruzado abajo que cogió mucha velocidad porque la cancha estaba rápida». Así narra el propio Inestal el gol que dio al Deportivo Palencia sus tres primeros puntos en Segunda División B.

Esa luz al final del túnel es muy tenue todavía y el Deportivo Palencia sigue inmerso en una compleja situación que le hace ser penúltimo a tres puntos de la salvación, pero el triunfo que se logró en Burgos es una inyección de moral para una plantilla que quiere demostrar que este equipo vale, que es capaz de salir del hoyo. «Es obvio que los niveles de ansiedad en el vestuario eran muy altos. Teníamos la necesidad de ganar, habíamos empezado dos partidos ganando pero nos empataron rápido y luego con el Pontevedra tuvimos varias opciones de gol al final, unas circunstancias de que nos dejaban una sensación amarga porque pudimos lograrlo, pero no lo hicimos. Ganar sobre la hora en un estadio como el del Burgos, ante un equipo que el año pasado jugó el ‘play off’, suma mucho», explicó ayer Fede Inestal.

No es momento de lanzar las campanas al vuelo y de asegurar que hemos pasado de las espinas a disfrutar de los pétalos de rosa, pero este triunfo otorga al equipo al fin un buen aroma después de las cinco derrotas consecutivas en las cinco primeras jornadas de Liga. «Este es el primer escalón de muchos que vamos a subir. Acá se armó un equipo dos días antes de empezar el torneo. Vino el entrenador 48 horas antes de disputar un partido contra el Racing de Santander. Cuando nosotros llevábamos 48 horas juntos, los demás habían jugado ocho amistosos y yo creo que esto te tiene que pasar factura, aunque eso no es excusa», afirmó ayer el jugador de banda del Deportivo.

Fede Inestal llegó al Deportivo Palencia desde el Jumilla de la mano de Francisco Serrano. «Fue Paco el que me habló de este proyecto que se había armado y por eso vine aquí a sumar», aseguró ayer el jugador, que no entiende al sector de la afición que no ve con buenos ojos la llegada del gestor comercial. «En el Jumilla estábamos en una situación muy complicada y cuando vino Paco vimos tierra. Llevábamos cuatro o cinco meses abajo, con muchos problemas en el club, pero vino Paco y nos solucionó mucho de estos asuntos económicos. Mi experiencia con él es muy buena. Pido, tal y como señalamos en el comunicado, que se deje trabajar , que se tranquilicen los ánimos porque las victorias van a llegar y eso nos va a aportar algo más de calma», señaló ayer Inestal, que celebró el domingo su gol haciendo un baile típico de su tierra, la ‘chacarea’, pero no le dio tiempo a terminar todos los pasos porque rápidamente se abalanzaron todos sobre él para festejar el tanto. «Espero que pueda bailar muchas ‘chacareas’ este año», afirmó ayer el jugador, confiado en que la situación cambiará.