El Norte de Castilla

Cinco victorias en seis jornadas para un Cristo Atlético intratable

William controla el baló ante el Almazán.
William controla el baló ante el Almazán. / Antonio Quintero
  • El equipo de Lolo Infante ganó ayer al Almazán y en mes y medio de competición solo ha pinchado ante el Zamora

Si alguien le dice a Lolo Infante un día antes de que arrancase la temporada que su equipo iba a ser capaz de sumar 15 puntos de 18 posibles a la primera de cambio, no se lo hubiera creído.

Pero en ocasiones, la realidad supera a las expectativas y el Danisa Cristo Atlético sumó ayer su quinto triunfo en la sexta jornada de Liga e hizo que la afición palentina se creyera aún más que este equipo va camino de hacer historia esta temporada.

El partido comenzó con el Cristo muy bien plantado sobre el campo. Lolo Infante parece tener claro que con la plantilla que tiene va a jugar siempre al ataque y ayer lo volvió a demostrar con un planteamiento cargado de jugadores de corte ofensivo. El juego de toque en tres cuartos de cancha y la profundidad por las bandas convertían a los morados en todo un peligro para un Almazán que arrancó el partido sin arriesgar demasiado.

Los sorianos llegaron a La Balastera con la lección aprendida, conocedores del potencial ofensivo del Cristo, y solo abandonaron su planteamiento defensivo para probar suerte desde lejos, pero bajo los palos estuvo un atento Alberto al que no sorprendieron los arreones visitantes.

El que sí se vio sorprendido fue l portero Andreas en el minuto 15, cuando una jugada de tiralíneas de los morados dejó a Blanco libre de marca. El ‘6’ del Cristo ajustó su disparo y el balón entró en la portería para dar una nueva alegría a una afición que se está acostumbrando a cantar gol esta temporada.

El 1-0 hizo que el Almazán decidiera asumir algún riesgo más. Los jugadores de ataque del cuadro soriano comenzaron a tomar contacto con el balón y Héctor a punto estuvo de dar un disgusto a la afición palentina en el 32, pero el peligro no se convirtió en gol y el primer tiempo finalizó con un 1-0 que hacía soñar a los morados con sumar su quinta victoria en la sexta jornada de Liga.

El sueño estaba al alcance de la mano cuando Adrián marcó el segundo en el minuto 50 de falta. Todo parecía hecho y el Almazán solo logró perforar la portería de Alberto en el tiempo añadido, por lo que el triunfo no peligró en ningún momento para un Cristo que ahora tiene que afrontar varios partidos complicados. Llega el Tourmalet pero ya se han ganado cinco etapas.