El Norte de Castilla

TERCERA DIVISIÓN

Buena dosis de realidad

Javi Díaz atrapa un balón aéreo ante la presión de Endika, del Sporting Uxama .
Javi Díaz atrapa un balón aéreo ante la presión de Endika, del Sporting Uxama . / MANUEL LAYA
  • Unionistas de Salamanca dominó el partido pero se estrelló con la defensa del Sporting de Uxama

Unionistas de Salamanca empató ayer frente al Sporting Uxama (1-1). No fue el mejor partido del conjunto salmantino, que a pesar de dominar el balón y tener las ocasiones vio como se escapan dos puntos de las Pistas del Helmántico. El punto es el segundo consecutivo que suma el conjunto de Astu. Una situación que provoca la pérdida del liderato del grupo VIII de la Tercera División.

Sin embargo, a pesar del panorama sombrío, conviene tomarse las cosas con calma. Igual que sucedió en la pasada jornada contra el Numancia B, Unionistas gozó de suficientes ocasiones como para haberse llevado los tres puntos. Lo que más da que pensar es el juego del equipo. Los charros dominaron, pero no dieron sensación de peligro. Amén de un meritorio duelo del Sporting de Uxama. Los visitantes fueron un sobresaliente defendiendo su portería.

Y eso que empezaron bien las cosas. Se las prometían felices los salmantinos. Álex González adelantó a los suyos al poco de comenzar. El extremeño marcó un golazo al empalar un balón en la frontal directamente a la escuadra de Heredia. Lo más difícil parecía hecho. Y durante buena parte del encuentro así fue. Unionistas fue dueño y señor de la posesión. Si bien, el juego blanquinegro se producía en una zona donde el Sporting de Uxama se sentía tremendamente cómodo.

Dominaban los locales, pero eso no se traducía en ocasiones de gol. De hecho, el partido amenazaba con un ritmo de juego tedioso. Sacó de ese estado a la grada Cristo. El extremo volvió a encontrarse con el larguero. El día que el ‘Ratón’ tenga un poco más de suerte, Unionistas cerrará los partidos mucho antes. A mayores de la falta, no hubo mucho más que destacar en la primera mitad.

Después del intermedio, la tónica parecía cambiar. Óskar Martín aprovechaba uno de los pocos desajustes de la defensa soriana para plantarse delante del marco. El disparo del vaso se estrelló en el cuerpo del guardameta. Espoleados por la ocasión, los charros cercaron al rival en su área. Se afanaba el Sporting en mantener su posición, cada vez más comprometida. Pero como pasó en los primeros cuarenta y cinco minutos, las líneas no se terminaban de romper.

A partir de ahí, podían pasar dos cosas. Que Unionistas pillara al rival en un error, o que al Sporting le sonriera la fortuna y en una de las pocas veces que pasara de medio campo, hiciera gol. Pasó lo segundo, porque a la hora de partido, Alfonso establecía el empate. El balón tocó en Antonio León y se metió en la portería sin que Javi Díaz pudiera hacer mucho para impedirlo.

Quedaba media hora antes del pitido final. Los fantasmas de Soria se pasaban por las Pistas del Helmántico. Una vez más, con muy poco el rival tenía lo justo para puntuarle al por ese momento líder. Unionistas se volvió a centrar en el ataque. Con todos los efectivos, lo intentaron los de Astu. Pero si con el uno a cero el Sporting de Uxama estaba conforme, con el empate estaba más que feliz.

Astu comenzó a introducir cambios. Lerma entró para tratar de cazar alguna en el área. La tuvo el delantero, que se fue solo contra Heredia, pero ya muy forzado no pudo definir ante el portero. En el área soriana también hubo algunas acciones sospechosas. Ya en la primera parte, Óskar Martín fue derribado. Y en este segundo acto, Heredia barrió a Álex González en un rechace. Después, en un barullo, el colegiado pudo haber señalado mano. No fue así.

Los cambios seguían llegando. Las decisiones de Astu sorprendieron a propios y a extraños. Con el empate, el técnico dio entrada a Ángel Martínez y a Lolo García. El equipo trataba de tirar de épica, pero las armas de las que disponía eran poco efectivas. Lo intentó Unionistas con innumerables centros desde las bandas, pero la zaga soriana supo repeler cada intentona.

Al final, un nuevo empate el que suman los charros. Primeros puntos que se van de las Pistas del Helmántico. Una situación que significa la pérdida del liderato.