El Norte de Castilla

Sergio Prieto avanza con el balón perseguido por Choflas.
Sergio Prieto avanza con el balón perseguido por Choflas. / Antonio Tanarro

El Unami asalta El Hospital

  • fútbol

  • El conjunto dirigido por Barto logra la victoria en un encuentro muy táctico decidido en el tramo final

El Unami logró la victoria en el derbi provincial de la categoría entre dos aspirantes al ascenso, tras doblegar por 0-1 a La Granja en un encuentro intenso, igualado y con un fuerte carácter táctico, que cayó del lado visitante gracias a su mayor acierto en los momentos clave del partido. Los nervios jugaron un papel fundamental en los dos equipos, pero sobre todo en los futbolistas del Real Sitio, quienes cayeron en la precipitación una y otra vez. Por su parte, el Unami esperó con paciencia su oportunidad y una vez aprovechada, tiró de experiencia en el tramo final para sumar tres nuevos puntos que le permiten liderar la clasificación a falta de los partidos que esta tarde disputarán el Becerril (contra el San Esteban de Gormaz) y el Colegios Diocesanos (frente al Real Burgos).

Comenzó el encuentro con el Unami sorprendiendo a La Granja, copiando el esquema de los granjeños, con una línea de tres centrales con Hamza y Terleira como carrileros. Este último creó la primera ocasión del partido con un gran pase al espacio para Morales que sembró la duda entre Montalvo y Kike. El nueve visitante se quedó solo frente a Trujillo, pero con todo a favor, envió un pase hacia la derecha donde no había ningún compañero. Con el delantero segoviano todavía lamentándose de la ocasión desaprovechada, Dani Lázaro envió alta una vaselina que pudo hacer el primero de los locales en el minuto seis de partido.

El encuentro no era especialmente atractivo para el espectador, con los dos equipos tratando de darle ritmo a sus posesiones aunque imprecisos en las entregas. Sin embargo, tácticamente el choque era una partida de ajedrez entre los dos entrenadores, que no paraban de dar instrucciones a sus futbolistas para hacer daño a sus rivales. Tanto Maroto como Barto pedían a sus jugadores que abrieran el campo, con el objetivo de explotar el espacio entre los centrales y los carrileros. Pero mientras los visitantes intentaban darle amplitud al terreno de juego con sus extremos, metiendo a Terleira y Hamza por dentro, los locales apostaban por los carrileros como fórmula para llegar por banda a la línea de fondo.

Pasado el ecuador del primer periodo, el choque todavía no tenía un dominador claro, con el Unami algo más cómodo sobre el césped de El Hospital. Terleria y Koby lo intentaron con dos lanzamientos lejanos que no inquietaron a Trujillo, mientras La Granja cargaba una y otra vez por la banda derecha. Con el paso de los minutos, el descontrol fue todavía mayor. El balón apenas pasaba por el centro del campo, tratando los dos equipos de llegar a las inmediaciones del área rival en cuatro o cinco pases.

Koby estuvo cerca de hacer el primer gol de la tarde en una buena jugada de los visitantes por banda derecha que el siete del Unami remató muy forzado en el punto de penalti, en uno de los últimos acercamientos de los de Barto en la primera parte. Esta concluyó con La Granja apretando sobre el área rival, con más empuje que fútbol, con un disparo lejano de Juli que atrapo Christian como ocasión más peligrosa.

La segunda mitad comenzó igual que terminó la primera, con La Granja con más presencia en campo contrario. Choflas tuvo la ocasión más clara de los granjeños en el minuto 51 tras un fallo de la defensa visitante, pero el delantero local, solo frente a Christian, cruzó en exceso el balón malogrando la oportunidad. El partido ya estaba dominado completamente por los de Paco Maroto, que volvieron a probar a un acertado y seguro Christian con un disparo a bote pronto de Juli desde la frontal. Respondió el Unami con contundencia a la hora de juego con tres ocasiones en apenas tres minutos. Primero en una arrancada de Alberto Otero que solventó Trujillo en el mano a mano, y luego con un cabezazo de Morales tras una falta lateral que se estrelló contra el poste. El nueve visitante también rozó el 0-1 con un nuevo remate de cabeza al primer palo que se paseó por la línea de gol.

A raíz de la reacción del Unami, el encuentro subió un punto más su intensidad, notándose la importancia del encuentro en cada acción dividida. Cada vez había más espacios, y los atacantes comenzaban a mostrarse superiores a las defensas. El gol estaba al caer, y este llegó en la portería local tras un centro de Alberto Otero en el que Koby se adelantó a Trujillo para hacer a puerta vacía el 0-1.

Con desventaja en el marcador, La Granja cayó en la precipitación constante tratando de llegar al área rival con uno o dos pases. Dani Lázaro lo intentó con un disparo lejano que se marchó rozando el palo, mientras que Christian, de los mejores jugadores del partido, le ganó la partida a Rogero en una de las últimas acciones de peligro del partido. En el tramo final, el Unami supo manejar la situación evitando que el juego ganase continuidad, sin sufrir apenas para mantener el resultado. Al final, los visitantes se hicieron con una gran victoria que además de los tres puntos les supone una importante dosis de moral de cara a las próximas jornadas.