El Norte de Castilla

premio

Reconocimiento a los valores Unionistas

Jorge D’Alessandro junto el concejal de Deportes y los representantes de Unionistas de Salamanca.
Jorge D’Alessandro junto el concejal de Deportes y los representantes de Unionistas de Salamanca. / MANUEL LAYA
  • El club salmantino recoge el Premio Jorge D’Alessandro a los valores deportivos en su séptima edición que entrega el jurado de la Fundación Manuel M. García Ramiro, que señala que la entidad ha «homenajeado y honrado en todo momento la memoria de la añorada UD Salamanca»

Unionistas de Salamanca CF ya tiene otra fecha para enmarcar en su corta pero exitosa historia deportiva. A los ascensos deportivos de las dos últimas temporadas -tras tres jornadas disputadas el equipo de Astu es ahora mismo líder del grupo VIIIde la Tercera División- y a la gran masa social que arrastra, ayer recibió el Premio Jorge D’Alessandro a los valores deportivos, galardón que recogió ayer en manos de su presidente Javier Tejedor en el Hotel Don Gregorio de la capital que otorga la Fundación Manuel M. García Ramiro.

En el evento, al que acudió una amplia representación de la directiva de Unionistas, también estuvieron personalidades del deporte charro como el presidente de CBAvenida Jorge Recio, el dirigente del Santa Marta Raúl Sánchez, el del CB Tormes Carlos Darío Lavado, o el del Caja Rural Atlético Salamanca Florencio Isidro. El acto comenzó con un emotivo recuerdo para dos miembros del jurado que perdieron la vida en el último año como Carlos Núñez y Emilio Riesco.

La noche comenzó con los primeros reconocimientos: como novedad este año se dio el IPremio Pibe -el apodo futbolístico de D’Alessandro- y que fue para el joven árbitro salmantino Alejandro Rubio Olabe. «Comenzó a los trece años en esta siempre difícil labor, se ha ganado el cariño y respeto de todo el fútbol base salmantino», destaca el jurado y el propio trencilla explicó que «intento dar lo mejor de mí en cada partido» y añadió que compartía el premio con sus amigos más cercanos y en especial con Manuel Escribano, que está pasando por una mal momento».

En segundo lugar, el jurado de los premios también otorgó ayer un accésit al Club Gimnasia Rítmica de Salamanca, «club que desde 1985 ha venido sumando deportistas, alcanzando actualmente la cifra de 160, creyendo siempre en la gimnasia rítmica como una escuela de formación humana en todas sus manifestaciones». El club, en la última temporada de conjuntos ha conseguido ser Campeón de Castilla y León en las categorías benjamín e infantil base y el Subcampeonato Regional en las categorías senior e infantil absoluto y colocarse entre los 15 primeros puestos en los Campeonatos de España disputados el pasado año.

Su premio lo recogió su emocionado presidente Arturo Montiel, que quiso reconocer el trabajo de los anteriores dirigentes de la entidad y de las gimnastas. Con respecto al accesit, señaló haciendo un símil con el fútbol que «hemos llegado a la final, hemos tirado el penalti en el último minuto y lo hemos fallado, pero estamos orgullosos de haber llegado hasta aquí» en alusión al primer premio para Unionistas.

Emocionado D’Alessandro

Por último llego el premio ‘gordo’, el de la VIIedición del Premio Jorge D’Alessandro a los valores deportivos, el de Unionistas de Salamanca. El jurado justificó su deliberación y decisión teniendo en cuenta que desde su fundación, Unionistas de Salamanca «ha homenajeado y honrado en todo momento la memoria de la añorada UD Salamanca, ha trabajado en desarrollar un proyecto de gran calado social en el que el deporte en su propia esencia sea su principal referente, fomentando el espíritu de unión, participación, amistad y compañerismo entre sus miembros e ilusionando a toda Salamanca en torno a un proyecto esperanzador que movilice todos sus recursos para situar a la ciudad en el lugar futbolístico que por historia y tradición se merece».

El de ayer es la VIIedición del Premio Jorge D’Alessandro a los valores deportivos y Unionistas de Salamanca recoge de esta forma el testigo de Perfumerías Avenida, premiado en la edición anterior, y se suma a la lista de galardonados que incluye al propio exportero y extécnico de la UDSalamanca, Jorge D’Alessandro, Vicente del Bosque, la UD Santa Marta, el Club Atletismo Salamanca-Caja Rural, y la asociación AVIVA.

Jorge Recio, cuyo club ganó la anterior edición, le expresó a los nuevos galardonados que «tenéis éxitos deportivos y los seguiréis teniendo, pero os faltaba algo. Un premio a los valores, que eso es fundamental».

Después tomó la palabra Jorge D’Alessandro. Su discurso fue, como es el hispano-argentino, emotivo, vibrante y llegando al corazón de muchos de los presentes recordando a su querida y añorada UDSalamanca. «Unionista ha sido la decisión más arriesgada y vanguardista de este jurado. Apostamos a lo nuevo, algo que nace, a romper moldes. Los valores que se premian en este grupo de jóvenes no son clásicos. Su valor es la iniciativa», comenzó diciendo el exportero.

«Nacisteis entre sombras y por ende sembrasteis la desconfianza. Salamanca es muy conservadora. Y donde se rompe el estatus quo y aquel que ve su silla temblar, lo rechaza. Pero todos estamos identificados y nos conocemos. Salamanca hoy os escucha. Unionistas se junta por algo que ama e ilusiona. Llevamos ya siete reuniones del premio y hoy me pongo el escudo del Salamanca -enseñando el pin en la solapa de su americana-. Me lo regaló mi presidente José Luis Paniagua. Y hoy me lo pongo porque es la primera vez que hay una interrelación con mi Salamanca. La UDS muere y en su velatorio decís, ‘aquí estamos’. Con un mensaje limpio y renovador», apuntó.

«De la UDS no quedó nada. Nadie creía ya en la UDS. Nadie, ni yo. Yo no hice nada tampoco por el Salamanca. El único patrimonio que había era la afición. Nadie tiene derecho a juzgaros. La UDS es espíritu, eterna, mito, leyenda. Se taló el árbol, pero sus raíces no», expresó conmovido D’Alessandro que añadió que «mucha gente ha llorado por la UDS. Verificar los valores que dejó la UDS y actualizarlos. Unionistas es fútbol y futuro. Arrancaron unos pocos valientes y hoy somos muchos. No dividamos, unamos. Salamanca os necesita y os reconoce. Salamanca necesita recuperar el tiempo perdido. Os damos la confianza, pero ahora os vigilamos. Creemos en vosotros».