El Norte de Castilla

UEFA

Villar retira su candidatura a presidir la UEFA por falta de apoyo

Ángel María Villar, antes del Bélgica-España del pasado viernes.
Ángel María Villar, antes del Bélgica-España del pasado viernes. / EFE
  • El dirigente vasco se centrará a partir de ahora en su reelección a la presidencia de la Federación Española

Ángel María Villar, presidente de la Federación Española de Fútbol (FEF), ha decidido retirar su candidatura a la presidencia de la UEFA, en las elecciones que se celebrarán en Atenas el próximo miércoles, 14 de septiembre. El dirigente vizcaíno ha tomado esta determinación al comprobar que que no reúne los apoyos necesarios para ganar esos comicios y ante la falta de confianza de las grandes federaciones europeas, entre ellas, Francia, Rusia y Alemania, que al parecer dirigen su voto hacia el candidato esloveno Alekxander Ceferin.

Tras esta renuncia, que ya se intuía desde hace semanas, no debería haber impedimento para que Villar se presente a las próximas elecciones a la presidencia de la FEF, previstas en principio para el 20 de diciembre, a falta de que el Consejo Superior de Deportes apruebe aún el reglamento electoral, materia que está en disputa entre ambos organismos. Villar, que ya suma nada menos que 28 años al frente del fútbol español, llegaría hasta los 32 si al final consigue ganar las siguientes elecciones, a las que también anuncieron que concurren Jorge Pérez, su secretario general de confianza hasta se desataron las hostilidades, y Miguel Ángel Galán.

La renuncia de Villar como aspirante a encabezar el organismo rector del fútbol europeo se hizo oficial sólo cuatro días después de que el pasado viernes, la FIFA anunciara que los tres candidatos iniciales a dirigir el fútbol europeo, el holandés Michael van Praag y Ángel Villar, además del esloveno Ceferin, habían superado «con éxito el control de elegibilidad». Ya sin Villar, sólo son dos dirigentes los que se postulan a la sucesión del francés Michel Platini, en el cargo desde 2007 y que tuvo que renunciar tras ser suspendido por la justicia interna de la FIFA de toda actividad relacionada con el fútbol durante un periodo de cuatro años.

Platini fue sancionado por un pago polémico del anterior presidente de la FIFA, el suizo Jospeh Blatter, de 1,8 millones de euros, en el marco de escándalos permanentes en el seno de la institución mundial por corrupción de varios de sus miembros. Cada una de las 55 federaciones que componen la UEFA tendrá un voto en los comicios de la próxima semana.

La renuncia como triunfo

En el comunicado oficial, publicado en la web de la FEF, Villar presentó su renuncia casi como un triunfo. «El hecho de que los tres candidatos superaran satisfactoriamente el examen de idoneidad llevado a cabo por la Comisión de Control de la FIFA constituye una gran noticia para la UEFA y, en lo que personalmente respecta, confirma de modo irrefutable mi aptitud ética e integridad para continuar desarrollando mis funciones como miembro del Consejo de la FIFA y Comité Ejecutivo de la UEFA, a pesar de algunas opiniones públicas que en los últimos meses así lo habían cuestionado», expuso el dirigente vizcaíno.

Recuerda Villar que desde octubre de 2015 asumió «por responsabilidad personal» las funciones propias del presidente de la UEFA, lo que le supuso una «verdadera satisfacción en tiempos difíciles». Asegura que antepuso «el bien de la organización a cualquier interés personal electoral», y recordó que presidió en funciones el Congreso Extraordinario de la UEFA del 25 de febrero en Zúrich, el Congreso Ordinario del 3 de mayo en Budapest, las finales de la Champions y Europa League en Milán y Basilea, la Eurocopa de Francia y la reunión el pasado agosto en Mónaco con los representantes de los clubes para redefinir el nuevo formato de la máxima competición continental.

«Aprovecho para dar las gracias a las asociaciones nacionales, miembros del Comité Ejecutivo y Administración de la UEFA por haberme prestado su inestimable ayuda y confianza todo este período», desgrana Villar, antes de recordar que el pasado 19 de julio presentó su candidatura a la UEFA «con un ambicioso programa centrado en posicionar al fútbol como principal protagonista de nuestra organización». «Si bien desde entonces han sido numerosos los apoyos que he recibido para continuar adelante con mi campaña, después de una profunda reflexión, he decidido retirar mi candidatura. Son abundantes las voces de los representantes del fútbol español que me han hecho sentir y me han solicitado que continúe trabajando por el fútbol de mi país, presentando en los próximos meses nuevamente mi candidatura a presidente de la FEF, a la cual he dedicado la mayor parte de mi vida como directivo», expuso.