El Norte de Castilla

Los jugadores de la Gimnástica Segoviana celebran el gol de la victoria.
Los jugadores de la Gimnástica Segoviana celebran el gol de la victoria. / Antonio Tanarro

Kike rescata a la Segoviana en el descuento

  • fútbol

  • El conjunto gimnástico remonta frente a La Virgen del Camino para sumar su primer triunfo de la temporada

Con sufrimiento, pero la Gimnástica Segoviana ya ha inaugurado su casillero de victorias esta temporada. El conjunto azulgrana logró remontar el partido tras marcharse al descanso con un 0-1 en contra, gracias a un tanto de volea de Ayrton y a un gol en el minuto 95 de Kike cuando decenas de aficionados encaraban la salida del Municipal de La Albuera. No fue un triunfo brillante pero sí muy necesario, ya que un nuevo tropiezo de los gimnásticos habría aumentado el nerviosismo en las filas segovianas tras la disputa de la tres primeras jornadas. Además, se rompe el maleficio de la nueva camiseta de la Segoviana, con la que el equipo no había conseguido vencer.

El choque comenzó con La Virgen del Camino empujando a los locales a su propio campo durante los primeros minutos, aunque sin acercamientos reseñables a la portería defendida por Facundo. Pronto el equipo dirigido por Abraham García se hizo con el manejo del encuentro, aunque el ritmo no era muy alto, debido en parte al intenso calor que reinó durante todo el encuentro. Domingo y Manu comenzaron entonados y precisos en el centro del campo, logrando romper con pases verticales las primeras líneas de presión del conjunto leonés. Sin embargo, en los metros finales Dani Calleja y Quino no se mostraron tan eficaces, y las ocasiones tardaron en llegar.

Dani Arribas, delantero titular en detrimento de Ayrton, fue el primero en intentarlo con un fuerte disparo desde fuera del área que Raúl despejó a saque de esquina. Anel probó fortuna con un cabezazo que se marchó fuera por poco, hasta que Kike, en el minuto 23, dispuso de la ocasión más clara de los gimnásticos en el primer periodo, al rematar de primeras un gran centro de Víctor Pérez. Su intento fue despejado de forma brillante por Raúl, quien también logró evitar el tanto de Dani Arribas en el rechace de la acción. El nueve segoviano apenas rascó bola durante la primera parte, pidiendo penalti por un empujón cuando se disponía a rematar un centro desde la banda derecha de Quino. Eran los mejores minutos de juego de los segovianos, entrando por banda y con paciencia en la elaboración.

Hasta que en el minuto 33, Aarón se sacó un disparo desde el centro del campo que sorprendió a un adelantado Facundo para poner el 0-1 en el electrónico. Al igual que en el partido anterior, la Segoviana se veía por detrás en el marcador, circunstancia que la llenó de nerviosismo en el tramo final del primer periodo. El más claro ejemplo fue la última jugada de la primera parte, cuando Facundo no acertó a golpear un balón que quedó muerto para Aser. El delantero leonés sirvió el esférico para Lucho, quien con solo Chema bajo palos, envió el balón a la derecha de la portería de la Gimnástica Segoviana.

Fernán y Ayrton, revulsivos

El segundo tiempo comenzó con Ayrton y Fernán en el campo en sustitución de Chema y Dani Arribas. El mediapunta gallego volvió a confirmar las buenas sensaciones que dejó en el partido frente al Villamuriel, activando él solo a todo el frente de ataque de la Segoviana. Su verticalidad sirvió para romper las líneas defensivas de La Virgen del Camino, dedicada en la segunda parte a defender su renta en el marcador sin preocuparse por el ataque. Domingo, quien actuó como central en los segundos cuarenta y cinco minutos, probó fortuna con un remate de cabeza detenido a una mano por un seguro Raúl. El guardameta visitante, el mejor de su equipo durante el partido, volvió a evitar la igualada en el minuto 54 con una parada a mano cambiada a un disparo de Ayrton desde el pico del área.

Apretaba la Segoviana entonces, que pareció dar con la tecla para rondar el empate. Fernán continuaba desquiciando a los centrocampistas leoneses, con rápidas conducciones que solo eran paradas mediante faltas. No fue detenido el gallego en el minuto 65 en una ágil galopada por la banda izquierda que acabó con un centro al punto de penalti. Allí apareció Ayrton, quien con un zurdazo de volea ponía la igualdad en el marcador.

Restaban todavía veinticinco minutos para el final del choque, y la Segoviana veía luz en un partido que durante gran parte estuvo muy oscuro. Poco a poco la chispa de Fernán se fue apagando, volviendo las imprecisiones y la lentitud a los ataques locales. Dani Calleja tardaba en soltar el balón, Kike no estaba fino en el desborde y los laterales rara vez llegaban a la línea de fondo. Tan solo el cansancio de La Virgen del Camino permitía pensar en un segundo gol de la Segoviana, que pudo llegar con un disparo de Domingo desde la frontal que se marchó ligeramente alto.

Los locales no llegaban con la misma soltura que el domingo anterior, por lo que tan solo en una jugada aislada podía llegar el tanto de la victoria. Este llegó en el 95, el último de los minutos añadidos por el colegiado. Dani Calleja botó una falta desde el centro del campo que Domingo ganó a su par, dejando el balón para que Guille disparara en la frontal del área pequeña. Raúl despejó en una nueva demostración de reflejos, dejando el balón muerto para que Kike, en el segundo palo y completamente solo, lograra el 2-1 con el que finalizó el choque.