Fútbol aficionado

Nueva derrota del Rioseco

  • La expulsión de tres jugadores blanquinegros en el minuto 55 facilitó el triunfo del Mojados

El Mojados se impuso por un marcador abultado al Rioseco en el derbi provincial (4-1). Un partido en el que los locales partían como favoritos y que pese a todo estuvo muy equilibrado hasta los primeros compases de la segunda parte. Una acción en el área riosecana que acabó con tres futbolistas blanquinegros expulsados fue determinante para el devenir del encuentro, ya que con 2-1 en el marcador y más de media hora de juego por delante poco pudieron hacer los pupilos de Javier Yepes.

De inicio, el Mojados saltó al terreno de juego sabedor de que el Rioseco no le iba a poner las cosas nada fáciles. Sin embargo, los futbolistas visitantes no salieron con su mejor versión y fue entonces cuando los locales abrieron brecha en el marcador. Cuando apenas habían transcurrido once minutos de juego, Viti inauguraba el electrónico al batir a Candi y poco después Rayo volvía a perforar la meta riosecana.

Con 2-0 a favor, el Mojados vio como su rival se reencontraba con su fútbol y a base de ajustar mejor las marcas lograron neutralizar las acometidas ofensivas locales. De hecho, fue entonces cuando el Rioseco dispuso de sus mejores ocasiones con un buen remate de Alonso que sacaba con algunos problemas Peñas.

Tras la reanudación, la tónica del partido se asemejó bastante a lo visto en los instantes finales de la primera parte y sin apenas tiempo para asentarse sobre el césped el Rioseco recortaba diferencias después de Mario Molina enviara el balón al fondo de la portería local. A partir de este momento, los blanquinegros se metieron de nuevo en el partido ante un Mojados que sufría para frenar a un rival crecido.

En el minuto 55 llegaría la jugada polémica del choque, ya que una pena máxima señalada por el colegiado del encuentro en el área del Rioseco acabaría con la expulsión de tres jugadores visitantes. El portero Candi, Ángel y Churre veían la cartulina roja directa por lo que dejarían a los suyos con ocho efectivos sobre el terreno de juego.

Por su parte, Manuel fue el encargado de hacer el tercero para el Mojados al transformar el penalti. Tres expulsiones que mermaron sobremanera al Rioseco y que aprovecharon los locales para redondear la goleada a falta de cinco minutos para la conclusión con un nuevo tanto de Cristian.