La vía laboral del ‘soccer’ en Estados Unidos

Gonzalo Iglesias, en un partido con los ‘Knights’ de St. Andrews.
Gonzalo Iglesias, en un partido con los ‘Knights’ de St. Andrews. / El Norte.
  • El vallisoletano Gonzalo Iglesias brilla en la universidad de St. Andrews: «Jugar aquí me ayudará a encontrar trabajo»

Gonzalo Iglesias tiene 20 años y juega al fútbol becado en Estados Unidos. Después de siete años en las categorías inferiores del Real Valladolid y otros seis años en el Arces, el inicio de su vida universitaria a orillas del Pisuerga no le sedujo, así que decidió explorar la vía americana. «Contacté con una empresa que se llama GM y ellos me lo movieron. Ahora estudio ‘Business’ en la universidad de St. Andrews, en Carolina del Norte, y juego al fútbol allí», explica.

El primer año siempre resulta duro en un fútbol universitario plagado de jugadores de muchos países y donde los veteranos de cuarto año (séniors) cuentan con muchos más galones. Sin embargo, Gonzalo Iglesias ha llamado mucho la atención. «La base de nuestro equipo inicial la forman españoles y brasileños. En Valladolid solía jugar como mediapunta, pero en Estados Unidos el estilo es diferente:balonazo largo y a pegarse con los centrales rivales. Es lo que me ha tocado hacer como delantero. He metido seis goles en 20 partidos y he sido seleccionado dentro del segundo once inicial de toda la conferencia, algo así como el segundo mejor delantero del campeonato. Aquí dan mucha importancia a la edad. Hay jugadores de categoría sénior que empiezan los partidos como titulares, son sustituidos y no vuelven a entrar hasta los últimos diez minutos, ya que aquí los cambios son parecidos a los del baloncesto».

Los ‘Knights’ de St. Andrews permiten a Gonzalo Iglesias brillar en el ‘soccer’, pero él piensa más allá, en las oportunidades laborales que le abrirá su paso por Estados Unidos. «Cuando acabas la carrera, tienes muchas opciones de encontrar un empleo aquí. Y, con cuatro años en este país, ya eres prácticamente bilingüe. Básicamente, el fútbol te ayuda a conseguir un trabajo».

Con la temporada ya finalizada, Gonzalo Iglesias, espera renovar su beca. «Si no puedo hacerlo, trataré de buscar una universidad más potente a nivel futbolístico», dice. Su buen primer año le avala.