El sueño se aleja

Álvaro López, en tareas defensivas, con su compañero Cidao atento a la jugada./Prensa Segovia Futsal
Álvaro López, en tareas defensivas, con su compañero Cidao atento a la jugada. / Prensa Segovia Futsal

El Naturpellet Segovia empata frente al O'Parrulo en un partido marcado por la lesión de Alvarito y la expulsión de Javi Alonso

QUIQYE YUSTESegovia

El Naturpellet Segovia solo pudo sumar un punto en su duelo frente al O'Parrulo Ferrol y ve cómo se complica su clasificación para la Copa de España. El conjunto dirigido por Diego Gacimartín comenzó bien el encuentro con un tanto de Alvarito, pero pronto se le puso cuesta arriba con la lesión del segoviano. En la segunda parte Javi Alonso vio la segunda tarjeta amarilla en una decisión más que rigurosa por parte de los colegiados y condicionó el juego de los locales, quienes a pesar de las bajas y de la falta de jugadores en su rotación consiguieron el tanto del empate y tener opciones hasta el final de llevarse los tres puntos.

2 Naturpellet Segovia

Cidao, Alvarito, Javi Alonso, Borja Blanco y Buitre.También jugaron: Álvaro, Edu, Carlos Muñoz y Juanfran.

2 O'Parrulo

Illi, Diego Nuñez, Isma, Miguel y Cristian Rubio.También jugaron: Raya, Chicha, Iñigo, Dani Montes y Rubi.

goles:
: 1-0 Alvarito (min 4), 1-1 Raya (min 11), 1-2 Dani Montes (min 25), 2-2 Edu (min 28).

Los primeros compases fueron igualados. El Naturpellet Segovia disfrutaba de la posesión, con Javi Alonso como principal amenaza ofensiva, aunque el O'Parrulo no renunciaba a buscar la portería de Cidao con verticalidad. A los cuatro minutos Alvarito adelantó a los locales con un disparo exterior que tras tocar en un defensor visitante se coló en la portería de Illi. En la jugada posterior el segoviano cayó lesionado, sin poder regresar a la cancha en todo el encuentro (salvo unos segundos al final del primer periodo en los que probó y se retiró al banquillo) para desgracia de Diego Gacimartín, quien tan solo pudo contar desde ese momento con siete jugadores de campo para su rotación debido a las bajas de Sergio y Álex Fuentes y del propio Alvarito.

Con el tanto segoviano, los de Diego Gacimartín dieron un paso atrás, cediendo la iniciativa al equipo de Diego Ríos, que tuvo el empate con un lanzamiento de Isma que despejó Cidao a saque de esquina en el ecuador del primer periodo. El brasileño comenzó su recital bajo palos para frustración de los gallegos, que lo intentaron con lanzamientos exteriores de Raya (en dos ocasiones) y de Miguel, solventados con brillantez por el capitán del Naturpellet. Sin embargo, poco pudo hacer cuando Raya le encaró en el mano a mano tras una pérdida de balón local en una acción que supuso el tanto del empate.

Tras unos minutos espesos y sin un dominador claro, el Naturpellet Segovia cercó el área gallego durante los últimos minutos del primer periodo. Sin Alvarito en pista (probó pero se retiró a los pocos segundos), el conjunto de Diego Gacimartín consiguió encerrar en su campo al O'Parrulo y disfrutar de claras ocasiones para marcharse con ventaja al descanso. Juanfran, con un mano a mano salvado por Illi, y Javi Alonso, con un doble disparo repelido por el meta visitante y por el gallego, tuvieron las más claras de los segovianos.

Si en la primera parte los segovianos tuvieron el infortunio de la lesión de Alvarito, en la segunda se encontraron con la expulsión de Javi Alonso por doble amarilla tras una leve disputa con Illi. Los colegiados del encuentro, que habían hecho de su pasividad su seña de identidad hasta el momento, se cargaron el choque, dejando a los segovianos con cuatro jugadores sobre la pista y con un hombre menos para la rotación. Para mas inri, a falta de tan solo unos segundos para recuperar la igualdad numérica, Dani Montes batió a Cidao para poner el 1-2 en el marcador.

Ante las adversidades, el Naturpellet Segovia tiró de garra y coraje. El gen competitivo de la escuadra de Diego Gacimartín salió a relucir cuando más lo necesitaban, igualando la contienda con un seco disparo de Edu que sorprendió a Illi. La falta de jugadores fue suplida por la afición, que enrabietada con las decisiones arbitrales se convirtió en el sexto jugador de un equipo que no dio un solo balón por perdido. El ímpetu de los locales se tradujo en un partido abierto, con oportunidades para los dos equipos, en el que los gallegos intentaban dominar a base de posesión y los blanquirrojos con velocidad.

Pasado el minuto 30 el O'Parrulo recuperó el mando de las operaciones frente a un Naturpellet Segovia que pareció querer tomar un respiro para el envite final. Cidao, del que los gallegos reclamaron una segunda tarjeta amarilla, mantuvo a los segovianos con vida.

A falta de tres para el final, Diego Gacimartín arriesgó con Carlos Muñoz como portero-jugador, una decisión arriesgada no solo por el posible tanto de los gallegos a puerta vacía (Illi estrelló un balón contra el poste desde su área a falta de dos minutos), sino porque perdían a su mejor defensor cuando los visitantes tenían el balón. En el último minuto modificó su decisión el técnico segoviano, atacando con Cidao en un costado, pero apenas consiguió crear peligro sobre la portería gallega.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos