Fútbol sala

El Naturpellet Segovia muestra su peor versión

Javi Alonso, que fue expulsado, en una acción del partido frente al Levante./Antonio Tanarro
Javi Alonso, que fue expulsado, en una acción del partido frente al Levante. / Antonio Tanarro

El conjunto segoviano sufre una dura goleada en el Pedro Delgado frente al Levante (2-9)

FERNANDO ARCONADASegovia

En el primer partido de Liga frente al Ríos Renovables Zaragoza, el Naturpellet Segovia sumó su primer punto demostrando raza, casta, lucha, capacidad de sufrimiento. Buenas armas para iniciar el camino en Primera División. También en el encuentro del Pedro Delgado frente al Jaén Paraíso Interior, en el que volvió a demostrar ese gen competitivo. Incluso en las dos derrotas (la última esa go frente al FC Barcelona) se puede sacar lecturas positivas. Los 17 goles que ha recibido el equipo en dos partidos dan para muchos análisis.

2 Naturpellet Segovia

Cidao, Carlos Muñoz, Sergio, Javi Alonso y Buitre (cinco inicial). También jugaron Alberto, Borja Blanco, Edu, Rodrigo, Álvaro López, Álex Fuentes y Alvarito.

9 Levante UD FS

Prieto, Lucho, Thiaguinho, Sena y Pedro Toro (cinco inicial). También jugaron Cecilio, Vargas, Pizarro, Márquez, Tripodi, Antoñito y Nacho Serra.

goles:
0-1, min. 9, Pedro Toro. 0-2, min. 12, Cecilio. 1-2, min. 17, Álex Fuentes.1-3, min. 20, Thiaguinho. 1-4, min. 23, Cecilio. 1-5, min. 25, Vargas. 1-6, min. 31, Cecilio. 2-6, min. 35, Rodrigo. 2-7, min. 38, Márquez y 2-9, min. 39, Álvaro López en propia puerta.

En el partido frente al Levante, ninguna lectura es buena. El Naturpellet fue un equipo desconocido. Sin capacidad de reacción, sin capacidad de lucha y hasta casi sin alma, que es lo peor de todo. Podrá caer goleado, podrá recibir nueve, diez o más goles... pero al menos, que se vea una mejor versión. Es verdad que la Primera División es exigente, que penalizan los errores (mucho, sobre todo los individuales), que nada tiene que ver con la Segunda, pero mal le va a ir como no sea capaz de reaccionar, ahora que todavía hay mucho camino que recorrer. Y tiempo.

Otro capítulo es el de los colegiados. Si los equipos son de Primera, también tiene que serlo el arbitraje. No gustó ayer a la afición segoviana, aunque con un marcador y una derrota como la de ayer, casi quedan hasta en un segundo plano. Mejor así.

Y eso que no comenzó mal el conjunto segoviano. Presionaba con orden y criterio, robaba el balón y le puso en algún que otro aprieto al conjunto que entrena David Madrid. El Levante tenía problemas en la salida de balón y no había entrado bien a la lectura de ese comienzo de partido, pero poco a poco se fue rehaciendo con los cambios de David Madrid. Su primer gol llegó en una jugada a balón parado. Sacaron una falta en corto para que Pedro Toro conectara un fuerte lanzamiento ante el que nada pudo hacer Cidao. No anduvo rápida la defensa del conjunto segoviano en tapar esa acción. Con el gol a favor, el Levante se encontró más cómodo en la cancha. La salida de cuatro del equipo de David Madrid ponía en algún que otro apuro al conjunto segoviano.

Fue una fase en la que el Naturpellet perdía el balón con facilidad. También iba con mucha fuerza y eso hizo que pronto se cargara de faltas. Y así es difícil defender. Con este panorama, el Naturpellet recibió el segundo gol, por medio de Cecilio. Fue en otra jugada a balón parado, tras un saque de esquina. Diego Gacimartín se vio obligado a tener que pedir un tiempo muerto para tratar de reconducir la situación.

Lo mejor que le podía pasar al conjunto segoviano era aguantar el temporal en esa fase porque en defensa tenía problemas y en ataque no terminaba de cogerle el aire. No estaba cómodo sobre la pista azul, aunque hubo un atisbo de reacción con el tanto de Álex Fuentes.

El Naturpellet había aguantado ese chaparrón y estaba de nuevo en el partido a falta de tres minutos para el descanso, circunstancia que obligó a David Madrid a tener que pedir un tiempo muerto. Durante unos instantes pareció que ese espíritu de garra se apoderaba de nuevo del conjunto segoviano.

No fue así y en parte por la jugada tonta, la clave (una de ellas) del partido en una caída de Javi Alonso en la que el jugador vio la segunda amarilla. Expulsión para el jugador y sexta falta del Naturpellet. Todo en una misma jugada. Menos mal que Alberto detuvo el lanzamiento de doble penalti, aunque se llevó la amarilla por adelantarse y hubo que repetir el lanzamiento. Lo volvió a parar. Había que aguantar esos dos minutos en inferioridad. Cidao salvaba todo lo que podía, pero en el peor momento, otra crueldad. En esos últimos segundos de inferioridad recibió el 1-3. Con ese marcador se llegó al descanso. Lo mejor, calmar los ánimos y pensar que todo no está perdido para una segunda parte.

Pareció que el conjunto de Diego Gacimartín salió con nuevos bríos en este comienzo de la segunda parte. Un lanzamiento de Alvarito fuera, otro remate del jugador segoviano que salvó Prieto. Llegaba más y mejor. No fue un mal comienzo. Pero un fallo en la salida de balón de Álvaro López permitió que Cecilio (el mejor jugador del partido) recortara a Cidao y anotara el cuarto. Poco después el 1-5 por medio de Vargas. Para entonces el Naturpellet ya estaba muy tocado. El partido era del Levante, que tenía más claras las ideas.

Diego Gacimartín apostó por el juego de cinco con Alvarito, con Carlos Muñoz, con el propio Cidao... Lo intentó por todos los medios, pero no fue posible.

Fotos

Vídeos