El naturpellet mantiene su colchón pese a la derrota

Buitre encara al visitante Ferrán Plana en un momento del partido./Antonio de Torre
Buitre encara al visitante Ferrán Plana en un momento del partido. / Antonio de Torre

El conjunto de Diego Gacimartín, que se fue al descanso con una ventaja de 2-1, cedió ante un rival que estuvo más enchufado en la segunda parte

Fernando Arconada
FERNANDO ARCONADASegovia

Que no cunda el pánico, que nadie se ponga nervioso (que no pase como en los instantes finales del partido, un final de partido feo, tras un lance entre Gava y Rubi, más fruto de la tensión que de otra cosa). El Naturpellet Segovia tenía un colchón importante respecto a los puestos de descenso y tampoco cambia mucho el decorado porque haya perdido frente al Aspil Vidal Ribera Navarra. Ahora bien, que tenga un buen colchón no quiere decir que haya que echarse una siestecita. No conviene dormirse. No es que ayer lo hiciera, pero conviene no relajarse en exceso. Nada que objetar a la derrota del conjunto segoviano, que estuvo mejor en la primera parte, pero el 2-1 poco antes del descanso, el empate en los primeros instantes de la segunda y el 2-3 terminaron por debilitar al Naturpellet, que se vio exigido físicamente por el conjunto de Pato (muy rápido en sus acciones). Después se cargó de faltas muy rápidamente y tampoco pudo subir un punto su intensidad defensiva. Si ya de por sí está limitado físicamente...

3 Naturpellet Segovia

Cidao, Gava, Carlos Muñoz, Álex Fuentes y Sergio. También jugaron Edu, Álvaro López, Juanfran, Javi Alonso y Buitre.

5 Aspil Vidal Ribera Navarra

Gus, David, Hamza, Rubi y Sepe. También jugaron J. Mínguez, Pedro, Ferrán Plana, Sergio G. y Kosuke.

Goles:
1-0, min. 4, Sergio. 2-0, min. 12, Javi Alonso. 2-1, min. 20, Rubi. 2.2, min. 22, Rubi. 2-3, min. 33, J. Mínguez (dp). 2-4, min. 35, Rubi. 2-5, min. 35, J. Mínguez (dp) y 3-5, min. 40, Javi Alonso.

Que el conjunto navarro era un equipo que juega bien al fútbol sala, rápido y dinámico, ya lo había advertido Diego Gacimartín. Metió mucho ritmo con balón, así que en ese aspecto, nada que pillara de sorpresa. Lo demostraron en los primeros instantes, haciendo intervenir a a Cidao (otro buen partido del guardameta) a las primeras de cambio. Pero algo se salió de ese guion. En una acción desafortunada (un fallo garrafal, vamos) el conjunto navarro encajó el primero. Sergio, a los cuatro minutos, daba ventaja al Naturpellet. No sería espectacular, pero también era válido.

Y con el marcador a favor, el Naturpellet supo contrarrestar ese juego y ese estilo del Aspil Vidal. Espabiló el conjunto segoviano, que ya no daba tantas facilidades, con buenas ayudas defensivas. Estaba más a gusto en la cancha. Y si tuvo fortuna en el primer tanto, el segundo fue para montar una churrería. Esta vez fue Javi Alonso, en otra acción desafortunada del conjunto navarro. No era la tarde de Gus. 2-0.

No faltó el detalle de la emoción. Minuto 15 de partido. La afición se puso en pie, aplaudiendo. Fue su forma de rendir homenaje a Cecilio Rodríguez, el utilero del Movistar Inter que perdió la vida en el Pedro Delgado, durante la disputa del partido entre el Naturpellet y el conjunto madrileño. Bonito gesto. Esos aplausos tuvieron continuidad poco después, en un lanzamiento de Buitre que dio en el poste. Y ya para colmo de la mala suerte, para cerrar esa primera parte, está el gol que encajó el Naturpellet en el último segundo de la primera parte, en un lanzamiento de Rubi, que sorprendió a Cidao que estaba tapado y no pudo reaccionar a tiempo. Ese gol tuvo su importancia porque dio vida al conjunto de Pato tras una primera parte de mucha exigencia física.

En la segunda parte, salió más enchufado el conjunto visitante, fue mejor. Daba la sensación de que el Naturpellet no había asimilado ese gol de la primera parte. El caso es que ya no fue el mismo, aunque tuvo sus ocasiones, Pronto iba a conseguir empatar el Ribera Navarra con un gol de Rubi, un gran gol, tras culminar una buena jugada. Es justo reconocerlo.

Los dos equipos seguían castigándose físicamente. Y en esa disputa, posiblemente era el Naturpellet el que más tenía que perder. Pudo marcar en conjunto segoviano en una genialidad de Álvaro López, pero su lanzamiento, superando por alto a Gus, pegó en el larguero, en un detalle de calidad. Otra acción de mala suerte;por si no hubiera tenido bastante. Si ya el aspecto físico era importante, otro detalle iba a tener su influencia en el partido. Cidao tuvo que salir a cortar un contragolpe del conjunto navarro y los árbitros piraron falta. La quinta. Y todavía quedaban ocho minutos para el final. Esta circunstancia vino a limitar más la defensa del conjunto local. Y no pudo evitar cometer alguna más, como la que pitaron los árbitros a Carlos Muñoz, lo que llevó al Aspil al punto de doble penalti. Tuvo que salir Alberto, pero no fue capaz de impedir el lanzamiento de Mínguez. Impecable. 2-3. El 2-4 también fue otro gran gol de Rubi. Y dinamitó las esperanzas locales. Ya no quedaba mucha más gasolina en los depósitos.

Diego Gacimartín trató de dar un giro al partido con Carlos Muñoz de portero-jugador, pero otra falta llevó de nuevo al conjunto navarro a disponer de un lanzamiento de doble penalti. Mismos protagonistas y mismo resultado, con gol de Mínguez. El final del partido fue feo, con una acción entre Gava y Rubí que terminó con el jugador visitante muy enfadado, sangrando. Y ya sin apenas tiempo ni para la celebración, Javi Alonso conseguía anotar el definitivo 3-5 a falta de un segundo para el final.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos