La hora de los valientes

Los jugadores de la Segoviana celebran el gol conseguido por Manu frente al Navalcarnero./Antonio Tanarro
Los jugadores de la Segoviana celebran el gol conseguido por Manu frente al Navalcarnero. / Antonio Tanarro
FÚTBOL

La Gimnástica Segoviana recibe al Pontevedra con la obligación de vencer para mantenerse con opciones de salvar la categoría

QUIQUE YUSTESegovia

Llegó el día. Es el momento. Si la Gimnástica Segoviana quiere permanecer en Segunda División B lo debe demostrar este domingo. A partir de las 18:00 horas, el conjunto azulgrana afronta la primera de las tres finales que está obligado a superar para lograr la salvación. Si no suma los tres puntos frente al Pontevedra, la Gimnástica Segoviana podría dormir como nuevo equipo de Tercera División, siempre y cuando Coruxo, Guijuelo y Valladolid B consigan la victoria en sus respectivos compromisos.

No hay margen de error para los segovianos, quienes sin embargo se muestran confiados en sus posibilidades. Afrontan las tres últimas jornadas como un particular 'play off', de esos que tantos han disputado, en el que solo contemplan tres victorias como resultados. Pero para poder pensar en un pleno de triunfos hay que ir paso a paso y el primero es superar a un Pontevedra que quiere dar en La Albuera un paso de gigante en su lucha por la permanencia.

La semana en las filas gimnásticas ha transcurrido con relativa normalidad. El punto logrado el pasado domingo en Guijuelo sigue pareciendo un buen resultado y a medida que han pasado los días las ganas de afrontar el encuentro frente al conjunto pontevedrés han ido en aumento. «Poder disfrutar de partidos de este nivel hace que todo el esfuerzo y la dedicación de 25 años tenga sentido. No sé si es el partido más importante de la historia de la Segoviana, pero estoy seguro que de la de Abraham García sí que lo es», reconocía el técnico madrileño durante la rueda de prensa previa al partido.

García considera los tres partidos que restan para concluir la temporada «una oportunidad de hacer algo muy bonito y difícil», aunque señala que la plantilla de la Gimnástica Segoviana ya ha hecho historia. «Queda ponerle la guinda al pastel», añadió. Entre las claves que destacó para hacerse con la victoria, incidió en la necesidad de ser fieles al estilo y la filosofía de juego de los azulgrana. Es decir, ser valientes con el balón sobre un terreno de juego que estará en perfectas condiciones. Todo ello, apuntalado con la corrección de pequeños detalles «que nos alejaban de las victorias». Pero sobre todo, apuntó al acierto en la finalización como el factor determinante para lograr sacar los tres puntos.

En este sentido, el papel de la afición gimnástica también será importante. «Deseo y espero un campo a reventar. Yo aquí he visto a la afición meter goles. Creo que los chicos se lo merecen», expuso Abraham García, quien tras repetir alineación frente al Guijuelo podría volver a introducir cambios en su once. Dani Calleja –que vuelve tras cumplir un partido de sanción–, Rubén y Alberto Leira son los que cuentan con más opciones de irrumpir en el equipo titular de Abraham García.

Un rival inesperado

Enfrente estará un Pontevedra con el que la Gimnástica Segoviana ya se midió en Copa del Rey, con triunfo de los gimnásticos en el mes de agosto. En el encuentro de la primera vuelta, castellanos y gallegos empataron a cero en un duelo que dominaron los segovianos. No obstante, el Pontevedra se encuentra en una situación que pocos imaginaban antes de empezar la temporada. Tras disputar el pasado curso la fase de ascenso a Segunda División, la directiva aumentó para la presenta campaña el presupuesto en 100.000 euros (unos 550.000 euros solo el primer equipo). Pero los resultados no han acompañado y el conjunto gallego se ha visto inmerso en una pelea por la permanencia de la que todavía no ha escapado.

El equipo entrenado por Luismi, que estará acompañado en las gradas de La Albuera por cerca de 200 aficionados del club gallego, llega a Segovia con la intención de sumar tres puntos que le hagan acariciar la salvación. Cuentan con las bajas del extremo zurdo Álex González (sancionado dos partidos), del central uruguayo Darío Flores, del centrocampista Prosi y del portero suplente Anxo Pérez. En lugar de este último ha entrado en la convocatoria el portero del Juvenil División de Honor, aunque cadete de segundo año, Carrillo, al que muchos colocan ya en La Masía a partir de la próxima temporada.

«Han mejorado, ahora andan más sueltos», indicó Abraham García sobre su rival de esta tarde, del que destacó su capacidad goleadora. Con 43 goles a favor, es uno de los equipos más goleadores del grupo, con más tantos que equipos que están en puestos de fase de ascenso como el Celta B o el Deportivo Fabril.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos