Gris triunfo para seguir creciendo

Jugadores del Naturpellet Segovia defienden una jugada a balón parado./Antonio Tanarro
Jugadores del Naturpellet Segovia defienden una jugada a balón parado. / Antonio Tanarro
FÚTBOL SALA

El Naturpellet Segovia supera al Gran Canaria en el Pedro Delgado y se aleja de los puestos de descenso

QUIQUE YUSTESEGOVIA

No fue el mejor partido del Naturpellet Segovia. Tampoco el más completo. Pero volvió a sumar los tres puntos frente a un rival directo al que deja ya a ocho puntos en la clasificación. Superó al Gran Canaria gracias a su mejor juego, pero pecó de falta de contundencia y a punto estuvo de pagarlo caro en los minutos finales. Continúa al alza el equipo de Diego Gacimartín tras sumar nueve de los últimos doce puntos disputados, pero sobre todo dando la sensación de que todavía tiene mucho margen de mejora.

4 Naturpellet Segovia

Cidao, Carlos Muñoz, Javi Alonso, Alvarito y Buitre -cinco inicial-. También jugaron: Sergio, Juanfran, Álvaro, Borja Blanco, Edu y Álex Fuentes.

3 Gran Canaria

Soares, Saúl, Nacho Gil, Harnisch y Juanillo -cinco inicial-. También jugaron: Raúl Cantó, Acaymo, Gonfaus, Ayose y Barbero.

GOLES.
1-0 Javi Alonso (min 2), 1-1 Juanillo (min 4), 1-2 Barbero (min 8), 2-2 Edu (min 14), 3-2 Alvarito (min 23), 4-2 Borja Blanco (min 29) y 4-3 Gonfaus (min 38).
ÁRBITROS.
Felipe Madorrán y Urdanoz Apezteguia. Amonestaron a los locales Carlos Muñoz y Álvaro y a los visitantes Nacho Gil, Ayose y Raúl Cantó.
INCIDENCIAS.
partido correspondiente a la novena jornada de la Liga Nacional de Fútbol Sala disputado en el pabellón Pedro Delgado ante un millar de espectadores.

Comenzó el encuentro con los segovianos muy acertados. Con Javi Alonso como principal amenaza, los locales se hicieron desde el primer segundo con el control del juego frente a un rival que durante los primeros compases quiso finalizar rápido para evitar posibles contras. Lo consiguieron los canarios, quienes sin embargo no encontraron la manera de parar a un inspirado Javi Alonso. El madrileño se marchó cuantas veces quiso de su par, fabricándose él mismo el primer tanto de la tarde. Robó el balón en primera línea, rompió al meta rival con un quiebro sin ni siquiera tocar el balón y envió el esférico al fondo de las mallas.

El tanto no calmó las ganas del dieciséis del Naturpellet. Instantes después volvió a probar fortuna con un disparo desde la frontal del área al que siguió una nueva intentona de Alvarito que se marchó desviada. Los segovianos estaban pasando por encima de los amarillos y en el ambiente se respiraba la opción de una victoria contundente. Pero ante el primer síntoma de relajación, el Gran Canaria reaccionó y golpeó con fuerza. Primero con un gol de Juanillo tras un saque de falta y después con un tanto de Barbero, quien remató de cabeza un pase del propio Juanillo desde la esquina.

Javi Alonso supera a su defensor durante el choque disputado en el Pedro Delgado.
Javi Alonso supera a su defensor durante el choque disputado en el Pedro Delgado. / Antonio Tanarro

El partido se puso cuesta arriba para los segovianos que recuperaron la iniciativa del choque pero sin el acierto de los primeros minutos. Cargaba y una otra vez el Naturpellet, de nuevo con Javi Alonso como principal amenaza ofensivo, encontrándose una y otra vez con la figura de Soares bajo palos. El meta visitante intervino con acierto ante los intentos de Borja Blanco, Alvarito y Javi Alonso, pero poco pudo hacer ante un disparo de Edu que supuso el tanto del empate en el minuto 14. El segoviano, de vuelta al equipo tras su lesión, dejó muy buenas sensaciones, sobre todo cada vez que se asoció con Álvaro. En una de esas, el balón se estrelló contra el poste previo toque de Soares cuando la grada ya cantaba el tercer gol.

La segunda parte tuvo el mismo guion que la primera, aunque los locales supieron manejar mejor los tiempos del encuentro. Sobre todo después de que Alvarito aprovechase un balón suelto en el área para poner a su equipo por delante en el marcador. Buscaron los blanquirrojos el cuarto tanto mientras poco a poco el Gran Canaria subía sus líneas. El choque se embarulló, con muchas faltas y con alguna que otra ocasión en ambas porterías. Borja Blanco finalmente logró aumentar la renta de los segovianos a la salida de un saque de esquina cuando faltaban once minutos para el final. Con constantes transiciones sin finalización y con precipitaciones en ambos conjuntos, el Naturpellet Segovia replegó líneas sin sufrir demasiado ante las acometidas de los canarios.

Alvarito dispara a puerta en un momento del partido.
Alvarito dispara a puerta en un momento del partido. / Antonio Tanarro

A falta de cuatro para el final, y con la quinta falta en el casillero de los locales, Suso Méndez apostó por Juanillo como portero-jugador. No generó demasiado peligro en superioridad, pero logró recortar distancias en el electrónico tras un fallo de Juanfran –quien disputaba sus primeros segundos en el segundo tiempo– que aprovechó Gonfaus para batir a Cidao. Quedaban dos minutos y al Naturpellet le entraron los nervios y al Gran Canaria la esperanza.

Con los canarios atacando cinco para cuatro, Borja Blanco y Sergio tuvieron la oportunidad de dejar sentenciado el choque, siendo la más clara un disparo del segundo que tocó el larguero a falta de 14 segundos. En la siguiente jugada, y a falta de cinco segundos para el final, Gonfaus perdonó en el corazón del área lo que pudo haber sido el empate.

Fotos

Vídeos