Goleada reparadora

Laura Llorente, instantes antes de lanzar a puerta. / Antonio de Torre
FÚTBOL SALA

El Unami vence con contundencia al Ciudad de Guadalajara para disipar las dudas del inicio liguero

QUIQUE YUSTESEGOVIA

Las tres primeras jornadas habían dejado unas sensaciones extrañas en las filas del Unami de fútbol sala. Dos derrotas y una sufrida victoria frente a rivales teóricamente asequibles sembraron las dudas en el equipo dirigido por Luis Martín, que temía un nuevo inicio liguero discreto que disminuyese de forma notable sus opciones de ascender de categoría. Los resultados no eran buenos y el juego tampoco. El equipo estaba nervioso y falto de una confianza que, tras la goleada endosada ayer al Ciudad de Guadalajara, parece suficiente para encarar las próximas jornadas.

El encuentro que ofrecieron las azules al centenar de aficionados que se dio cita en el Pedro Delgado fue el esperado. Y también el que necesitaban. Con su habitual defensa en media cancha, el conjunto dirigido por Luis Martín inquietó desde el inicio a las visitantes con una intensa presión en banda que hacía inútil cualquier intento de elaboración del Ciudad de Guadalajara. Robaban rápido las azules, que apenas necesitaban elaborar el juego para llegar con peligro a la portería defendida por Aranzazu.

9 Unami

Carmen, Marina, Laura Llorente, Rocío y Vero -cinco inicial-. También jugaron: Cris, Laury, Eva, Carré, María y Mónica.

1 Ciudad de Guadalajara

Aranzazu, Esther, Itziar, Rocío y Valeria -cinco inicial-. También jugaron: Elisabeth, Patricia, Miriam, Elisa, Sara, Virgina y María.

goles.
1-0 Vero (min 1), 2-0 Eva (min 6), 3-0 María (min 8), 4-0 Carré (min 8), 5-0 Mónica (min 10), 6-0 Mónica (min 12), 7-0 Laury (min 20), 8-0 Cris (min 20), 8-1 Elisa (min 28) y 9-1 María (min 39).
árbitros.
Cañas Mañas y Marazuela Hernando. Amonestaron a la visitante Esther. Expulsaron por doble amarilla a la jugadora del Ciudad de Guadalajara Miriam.

La portera guadalajareña no estuvo fina en el primer tanto de la tarde. Un balón largo enviado desde la zaga local a la frontal del área no fue resuelto con contundencia por la defensa y la meta visitante, dejando el balón muerto para que Vero, a puerta vacía, adelantase al Unami en el electrónico cuando apenas se había cumplido el primer minuto de juego. Con ventaja en el marcador para las segovianas, la incógnita estaba en saber la reacción de las azules tras el partido disputado dos semanas antes en San Cristóbal, cuando tras perdonar en innumerables ocasiones la sentencia, dejaron que el Fisober le diera la vuelta al marcador y pusiera cuesta arriba la victoria local.

Aprendió la lección el equipo de Luis Martín, serio en defensa durante toda la primera parte y vertical, aunque sin precipitaciones, cuando disponía del esférico. Tampoco se vieron exigidas las segovianas por su rival, incapaz de dar dos pases seguidos sobre el parqué del pabellón segoviano ante la visible desesperación de su técnico en la banda.

Pasaban los minutos y el dominio y el control eran del Unami. Cada vez que el balón iba a una banda, sus jugadoras apretaban con intensidad a las jugadoras guadalajareñas, con pocas opciones de mantener el balón jugado ante la inmovilidad de sus cierres y la poca presencia de sus pívots. Todo lo contrario que el Unami, muy atento y activo con el balón, tanto en juego posicional como cuando tenía que salir rápido al contragolpe. Fue precisamente en una transición cuando llegó el segundo tanto de la tarde. Carré condujo el balón durante la mayor parte de la jugada y cuando se aproximó a la frontal del área rival, dejó el balón para que Eva, a placer, hiciera el 2-0. En una jugada muy similar, tan solo dos minutos más tarde, María hacía el tercero de las azules, mientras que Carré, tras una acción individual, puso el cuarto en el electrónico cuando todavía no se había llegado al ecuador del primer periodo.

El Unami tenia el partido controlado y sentenciado, pero no bajó el pie del acelerador. Continuó presionando, circulando con rapidez el esférico y llegando con peligro a la portería visitante. Mónica, de tacón en el minuto 10, hizo el quinto y uno de los más bellos de la tarde. Casi sin querer, con el hombro, la ‘dieciséis’ del Unami hizo el sexto gol de su equipo con ocho minutos todavía por disputarse del primer periodo.

El resultado ya era contundente y la goleada rondaba el Pedro Delgado. El técnico visitante intentaba que sus jugadoras jugasen a tan solo dos toques, pero no consiguió dar con la tecla para lograr igualar el choque. Lo intentó incluso jugando de cinco durante varios minutos, pero apenas inquietó la portería de Carmen, sin intervenciones de mérito durante una primera parte que concluyó con dos goles más del Unami: una vaselina de Laura tras ganar la espalda a su par y un tanto de Cris desde el punto de doblepenalti que se coló por debajo de las piernas de Aranzazu.

Segunda parte

Los segundos veinte minutos comenzaron con un considerable retraso debido a la tardanza de las visitantes en saltar a la cancha del Pedro Delgado. Debió ser considerable la charla de su entrenador durante el intermedio, ya que las visitantes salieron al segundo periodo con otra intensidad. La mejora de sus prestaciones y la entendible relajación del Unami debido al resultado igualaron las fuerzas del choque, más disputado que en los primeros veinte minutos aunque con ligero dominio de las de Luis Martín. Las ocasiones no llegaban con tanta frecuencia aunque estaban más repartidas. Miriam dio el primer aviso de las visitantes, que lograron el tanto del honor con un fuerte disparo de Elisa tras un saque de banda. Estuvieron cerca de lograr el segundo, insistiendo durante varios minutos con el juego de cinco para cuatro, pero se encontraron con el 9-1 definitivo, obra de María, cuando las guadalajareñas estaban con cuatro jugadoras por la expulsión de Miriam.

Fotos

Vídeos