Fútbol sala

Empuje, coraje y mucha fe

Sergio avanza con el balón controlado./Antonio Tanarro
Sergio avanza con el balón controlado. / Antonio Tanarro

El Naturpellet Segovia salva un empate frente al Jaén Paraíso Interior en un partido que perdía 2-4 a falta de poco más de un minuto para el final

FERNANDO ARCONADASegovia

Tenía un empate (ahora otro), una derrota y todavía le falta estrenarse en Primera División, aunque el punto que consiguió el Naturpellet Segovia frente a un equipo como el Jaén Paraíso Interior tiene su mérito. Y además, empatar hasta en dos ocasiones, cuando parecía que el conjunto visitante era el que se iba a llevar la alegría. Y además, marcar dos goles en los últimos instantes, (el segundo cuando estaba a punto de sonar la bocina). Tenía razón Diego Gacimartín cuando apuntó que el Jaén era un equipo muy completo. Lo fue, en algunas fases, y con jugadores de mucho poderío físico. Eso obligaba a tener que redoblar los esfuerzos, sobre todo en la faceta defensiva en un partido que tuvo de todo.

4 Naturpellet Segovia

Cidao, Rodrigo, Buitre, Carlos Muñoz y Sergio. También jugaron Edu, Álvaro, Álex Fuentes, Juanfran y Javi Alonso.

4 Jaén Paraíso Interior

Didac, Mauricio, Boyis, Carlitos y Alan Brandy. También jugaron David (Burrito), Campoy, Dani Martín, Bingyoba y Giasson.

Goles:
0-1, min. 2, Alan Brandy. 0-2, min. 5, Bingyoba. 1-2, min. 6, Juanfran. 2-1, min. 15, Sergio. 2-3, min. 33, Dani Martín; 2-4, min. 35, Campoy. 3-4, min. 39, Rodrigo y 4-4, min. 40, Buitre.
Árbitros:
Rodrigo Miguel y Sánchez Molina. Mostraron amarillas a Javi Alonso y Buitre por el Naturpellet Segovia, y a Víctor Montes, Carlitos, Bingyoba y Alan Brandy por parte visitante.

Fue un choque intenso;otra vez con un alto ritmo de juego. No hubo tregua. De los abrazos y las sonrisas del reencuentro con viejos conocidos antes del partido, se pasó a la intensidad de un encuentro vibrante. Nada más empezar fue el Jaén Paraíso el que supo leer mejor ese comienzo. Marcó pronto, a los dos minutos, tras una jugada en la que salvó primero de manera acertada Cidao, pero el guardameta no pudo impedir el posterior remate de Brandy. Le costaba al conjunto de Diego Gacimartín. Y poco después, el partido se puso más de cara para los visitantes con el segundo gol, obra de un conocido de la afición segoviana, Ángel Bingyoba.

Reaccionó con rapidez Diego Gacimartín solicitando un tiempo muerto. Fue providencial porque estaba más conectado al partido el Jaén, con una presión sobre todo posicional, sin brusquedades (no hizo ninguna falta en los primeros doce minutos). Sabía tapar bien los espacios y trataron de aprovechar la corpulencia de sus pivotes. Le vinieron bien al equipo esas instrucciones, porque Juanfran aprovechó un pase de Álex Fuentes para acortar distancias en el marcador. El gol metía al Naturpellet en el partido, aunque la sensación de peligro en esa fase la seguía generando el Jaén, que tuvo ocasiones para hacer el tercero. No lo hizo. Y lo que llegó fue el empate, con una ruptura por el centro, en una jugada con calidad, con el gol de Sergio.

Podía haber sido un descalabro, pero el conjunto segoviano logró equilibrar el partido. No lo tuvo fácil. Su virtud fue la de no venirse abajo, ni marcharse del partido cuando el encuentro entró en una fase de mayor intensidad en las acciones de los jugadores. Jaén hizo lo que no había hecho hasta esos minutos. Cometer faltas; algunas no gustaron a la afición, que demostró que también es de Primera, aunque las tarjetas fueran para los jugadores del conjunto segoviano por protestar a los colegiados, que no estaban por la labor de dejar pasar ni una. Los visitantes fueron perdiendo presencia a medida que la iba ganando el Naturpellet, que pudo marcharse al descanso con ventaja. Brandy sacó bajo palos lo que pudo ser el tercero para los locales y Didac hizo alarde de su condición de gran portero a un gran lanzamiento de Carlos.

Tras una primera parte entretenida, quedaba por ver si la segunda iba a ser igual. Lo que resultó fue más equilibrada en esos primeros minutos. Estuvo mejor en ese comienzo el conjunto de Diego Gacimartín, más asentado. Aún así, el Jaén dejaba en algunas acciones detalles de lo que es, un gran equipo. Un taconazo de Brandy lo reclamaron como gol los visitantes, pero Cidao estuvo listo para sacar con rapidez la bola. El guardameta no estuvo fino sin embargo en una jugada en la que no logró atajar un lanzamiento del otro portero, Didac. Dani Martín sí lo estuvo para conseguir el tercero. Y fue peor cuando Campoy daba otra vez ventaja de dos goles a los visitantes. Mala pinta.

El técnico trató de dar nuevos bríos a su equipo con Carlos como portero-jugador. Rodrigo hizo el 3-4 en el minuto 39 y lo que es el fútbol sala, cuando parecía que el marcador ya no se iba a mover, en el último segundo, en el último suspiro, Buitre fue capaz de anotar el empate definitivo. El segundo punto que tiene el Naturpellet, otra vez con buenas sensaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos