Fútbol sala

La Copa deja mejor sabor al Naturpellet

Los capitanes Werner y Cidao posan con los colegiados. / Prensa Segovia FS

El conjunto de Diego Gacimartín derrota al Leganés (1-5) y se clasifica para la siguiente ronda

OPTALeganés (Madrid)

Sin sitio para las sorpresas. O eso quiso reafirmar en Leganés el Naturpellet Segovia, que aprobó en su visita trampa al conjunto madrileño de Segunda B. Un buen resultado, suficiente para superar la barrera de dieciseisavos de final de la Copa del Rey, ronda que no alcanzaban desde hace unos cuantos años, y colarse en octavos de final.

1 CD Leganés FS

Dani Simón, Carlitos, Dela, Pichi, Hicham. También jugaron Juanlu, Miguelito, Jorge García, Werner, Sergi, Juanma y Rober.

5 Naturpellet Segovia

Alberto, Carlos Muñoz, Javi Alonso, Sergio, Edu. También jugaron Rodrigo. Alvarito, Juan Fran, Álvaro, Álex y Adrián.

goles:
: 0-1, m. 18: Hicham (en propia puerta). 1-1, m. 23: Carlitos. 1-2, m. 26: Rodrigo. 1-3, m. 29: Alvarito. 1-4, m. 36: Javi Alonso. 1-5, m. 37: Juanfran.

Así se redimió el conjunto segoviano, y de qué manera, de su contundente derrota del fin de semana ante la apisonadora del Barcelona (8-1). Y eso que bien sudó para ello. Sobre todo en un primer tiempo en el que los de Gacimartín no acabaron de sentirse cómodos sobre el parquet madrileño.

El Leganés le entregó el balón al Naturpellet, sabedor de su teórica inferioridad respecto a un conjunto dos categorías por encima. Teórica porque no se acabó de plasmar sobre la cancha. La misma en la que los madrileños plantaron cara a raíz de su intensidad, orden defensivo y rápidas transiciones.

Tanta cara plantó que las oportunidades más claras estuvieron de su lado. Sin balón, logró aquello que no encontró el Segovia más allá de los débiles intentos de Sergio, aprovechando uno de los pocos errores defensivos del equipo del sur de Madrid, y Carlos Muñoz.

Pero, cuando peor estaba el Segovia, cuando más recurría a las buenas paradas de Alberto y cuando más incómodo se sentía ante la agobiante presión madrileña, un regalo pepinero cayó en forma de gol. Sergio buscó rematador con un centro lateral y lo encontró. En un intento de despeje, Hicham marcó en propia puerta (18').

Pareció este tanto empezar a certificar lo que cualquiera hubiera apostado antes de empezar, una victoria fácil del Segovia. Y todo lo contrario. Con el comienzo de la segunda mitad, llegó el ida y vuelta y la apuesta total del Leganés por el empate. Salió de inicio con portero jugador y, aunque sin él, pronto encontró resultado.

Poco después de toparse con el palo, Sergi le sirvió el cuero a Carlitos. Éste regateó a Alberto y volvió a reavivar, anotando el gol del empate, el dulce sueño copero de los madrileños (23'). En Leganés se han acostumbrado a los milagros gracias al trabajo y compromiso, y este podía ser otro más.

Sueño que poco tardó en estropear Rodrigo. Concretamente tres minutos, los que le llevó resolver de forma brillante un pase vertical. De tiro cruzado y a la escuadra opuesta, puso el 1 a 2 (26') en un marcador que se le hizo muy cuesta arriba a los pupilos de Javi Limones. Tanto fundamental porque afectó psicológicamente a los madrileños más de la cuenta. No levantarían más la cabeza.

Y más cuando poco después el Naturpellet Segovia acrecentó la renta. Tal vez provocado por el cansancio acumulado en las piernas madrileñas, la superioridad técnica segoviana hizo su aparición. Javi Alonso dibujó un excelso pase para servirle a placer el gol a Alvarito (29'). Y si en el tercer gol Javi Alonso hizo de asistente, en el cuarto haría de goleador desde el punto del doble penalti (36').

Con el Leganés volcado y Miguelito de portero jugador, los de Diego Gacimartín aprovecharon para darse un pequeño festín ofensivo. Juan Fran cerró, con un trallazo (37'), el partido y el consiguiente pase a la siguiente fase. El 1-5 holgado solo reflejaron unos diez últimos tranquilos y se olvidaron de una primera media hora donde hubo que trabajárselo en tierras pepineras. Superado el escollo y la trampa de Leganés, el Naturpellet Segovia ya puede soñar. Al menos con alcanzar cotas más grandes.

Fotos

Vídeos