Álex Fuentes controla el balón durante el partido de la primera vuelta.
Álex Fuentes controla el balón durante el partido de la primera vuelta. / Antonio de Torre

Abonados a los finales emocionantes

  • fútbol sala

  • Iván Quintín rescata un punto para el Naturpellet Segovia frente a ElPozo Ciudad de Murcia con un gol en el último minuto

El Pozo Ciudad de Murcia y Naturpellet Segovia divirtieron a los aficionados que se dieron cita en el Palacio de los Deportes. Los dos equipos dejaron claro porque son dos de los gallitos de la categoría. Naturpellet Segovia comenzó mejor, más intenso y sobre todo, más vivo. A los de Josan González les costó entrar en el partido y esto el supuso el 0-1 cuando solo se llevaban tres minutos jugados. ElPozo no consiguió hacer daño a un Segovia donde Cidao brilló con luz propia. En el segundo acto y aunque el equipo castellano aumento su diferencia, los murcianos jugaron mejor y consiguieron remontar. Pero en el último minuto, que duró más de diez, el Naturpellet Segovia empató en un doblepenalti que Iván Quintín resolvió perfectamente.

La primera mitad fue muy intensa. El Naturpellet Segovia, con su quinteto inicial, buscó al equipo que prepara Josan González muy arriba. No lo terminó de encajar bien el filial charcutero, que perdía muchos balones en la transición defensa-ataque. La mejor prueba de ello fue el gol de Juanfran en el tercer minuto de partido, jugada con corte en la banda derecha y pase rápido al segundo palo donde el ala marcó a placer.

El gol endureció el partido. Los murcianos querían llegar pero les costaba horrores. Segovia solo los dejaba maniobrar en su pista y eso hacía que el partido a partir de mitad de pista fueran todo prisas e intentos por resolver de manera individual. El míster andaluz del conjunto charcutero intentó parar el partido y tranquilizarlo. Tiró de rotaciones masivas e intento encontrar un quinteto que hiciese daño a los castellanos. Naturpellet tenía el partido donde quería, y a la contra Iván Quintín pudo ampliar la cuenta. También respondió ElPozo Ciudad con un disparo de Cobarro que Cidao paró en dos tiempos. El partido estaba vivo y aunque los segovianos iban por delante, lo cierto es que podía llegar un gol en cualquier portería.

El joven equipo murciano tuvo sus mejores momentos en los minutos finales de la primera entrega, con buenas triangulaciones sin finalización pero a la vez los visitantes tuvieron su mejor momento en defensa.

En la segunda parte, Naturpellet Segovia salio a resolver de inicio y dejar el partido favorable. Suyos fueron los primeros minutos, donde Juanfran y Álvaro tuvieron ocasiones para marcar mientras Chemi resolvía la pujanza de los ataques del equipo de Gacimartin. Pero el segundo tanto llegó en la mejor jugada del partido. Juanfran recibió el cuero en mitad de la pista, dribló a su defensor y encaró a Chemi, al que batió con un disparo cruzado. El gol dejaba el partido claro, pero no solucionado. ElPozo pasó unos minutos complicados, donde Segovia pudo sentenciar en varias ocasiones. Pero lo que llegó fue el 1-2 tras un fallo visitante que aprovechó Mario.

El encuentro se comprimía y la fluidez y sobre todo la frescura de los visitantes ya no era la misma. ElPozo se volcaba y Naturpellet defendía e intentaba en la contra hacer daño. Pero en una acción desde la frontal era García el que disparaba y la pelota, tras rebotar en un contrario, pasaba por encima de Cidao llegando la igualada.

El encuentro se convirtió en un correcalles en los últimos cinco minutos. Ambos equipos querían la victoria y Segovia volvía a recobrar sensaciones. Álvaro , Juanfran y Buitre pudieron marcar. Cidao evitó el tercero de los murcianos y cuando las defensas brillaban por su ausencia, llegó el tercero de ElPozo en una conexión de Dani García que daba un pase por alto, con fallo en la salida de Cidao, para que Álex García de cabeza marcara. Pero todavía quedaba mucho por jugarse. Diego Gacimartín sufrió su primera expulsión como técnico del Naturpellet. Pero no fue el único que enfiló los vestuarios antes de tiempo. Chemi vio dos tarjetas amarillas por adelanterse en un doblepenalti, que finalmante transformó Iván Quintín para empatar el encuentro.