Buitre, en un momento del partido frente al O'Parrulo.
Buitre, en un momento del partido frente al O'Parrulo. / Prensa Segovia Futsal

fútbol sala

Un punto cargado de emoción

  • El Naturpellet Segovia, que llegó a ir ganando el partido con un marcador de 3-0, empata en el Pedro Delgado frente al O'Parrulo en un final de infarto

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

El Naturpellet Segovia no pudo conseguir la victoria en su partido disputado en el pabellón Pedro Delgado frente al O'Parrulo. Los segovianos tuvieron encarrilado el encuentro al comienzo de la segunda parte con un marcador favorable de 3-0, pero acabaron cediendo ante el empuje –y ante las discutibles decisiones de los árbitros- del O'Parrulo Ferrol, que marcó el tanto del empate a falta de nueve segundos con un lanzamiento de doble penalti de Jacobo.

La primera parte fue gris y estuvo dominada por los locales. El conjunto gallego planteó una presión en toda la cancha que inquietó a los de Diego Gacimartín, incapaces de llegar con peligro a la portería visitante durante los primeros compases. Lo intentaban los blanquirrojos una y otra vez con largas posesiones, pero la férrea defensa de los de Diego Ríos impedía que el Naturpellet llegara con peligro, siendo sus primeros acercamientos disparos exteriores de Alvarito e Iván Quintín.

El paso de los minutos no hacía mella en los gallegos, que tampoco protagonizaron acercamientos de excesivo peligro durante la primera mitad. Su juego se basaba en la búsqueda constante del pívot en la frontal del área rival, donde tanto Iván Quintín como Carlos Muñoz ganaban una y otra vez la partida a su par. Los gallegos no cedían un metro y no permitían acercamientos a los segovianos ni con su juego posicional ni mediante transiciones.

Hasta que en el minuto 16, el O'Parrulo no estuvo acertado en una situación en superioridad en ataque, permitiendo que los locales disfrutaran de metros para correr. Chus condujo el contragolpe de los segovianos enviando el balón al segundo palo donde Buitre remató al fondo de la red. El tanto afectó a los ferrolanos. Bajó su intensidad y su concentración sobre la cancha, favoreciendo nuevos acercamientos de los de Diego Gacimartín, que ampliarían su ventaja en el último minuto del primer período de nuevo tras un fallo de los gallegos. Iván Quintín recuperó el balón en primera línea y casi desde el suelo, batió a Illi con un disparo cruzado que puso el 2-0 en el electrónico con el que se llegó al descanso.

Tras el paso por vestuarios, el equipo de Diego Ríos pareció recuperar sus señas de identidad, o al menos lo intentaba. Pero en su búsqueda por tener más profundidad dejó más espacios en la parcela defensiva, que fueron aprovechados por el Naturpellet Segovia para hacer el tercero de la tarde, al transformar Chus una falta en la frontal del área. 3-0 y partido encarrillado, o al menos eso parecía.

A partir de entonces, el O'Parrulo se soltó la melena. Con la mentalidad de que el partido podía estar perdido, Diego Ríos agitó el encuentro en busca de circunstancias que favorecieran a los suyos. Y lo consiguió. A falta de quince minutos para el final introdujo por primera vez el sistema de portero-jugador, coincidiendo con la cuarta falta del Naturpellet. En su primer ataque en superioridad ya estuvieron cerca de recortar distancias en el marcador, sembrando las primeras dudas en la defensa segoviana.

Sin embargo, el primer gol de los gallegos llegaría con ataque de cuatro para cuatro, en la única ocasión de todo el choque que Zala pudo recibir en la posición de pívot. El jugador visitante se zafó de la marca de Carlos Muñoz y con un disparo alto y seco superó a Cidao para dar esperanzas a los suyos. Esperanza que fue a más cuando tres minutos después, con Iñigo como portero-jugador, Rubi hizo el segundo de los ferrolanos desde dentro del área. Los nervios –y también el cansancio- hicieron acto de presencia en el equipo de Diego Gacimartín, quien se vio obligado a pedir tiempo muerto para intentar reorganizar a los suyos. No sirvió de mucho.

Con diez minutos todavía por jugarse el partido estaba por decidirse. Los visitantes lo intentaban con portero-jugador cada vez que la presión de los locales se lo permitía, mientras los segovianos comenzaban a notar la falta de frescura en sus piernas. Juanfran era el que más lo intentaba en los blanquirrojos, mientras que Chus pudo poner la sentencia con un disparo desde su campo ante la ausencia de portero.

El partido entró en su recta final y los árbitros se convirtieron en protagonistas con decisiones de los más rigurosas a la hora de castigar las faltas. Álvaro vio su segunda tarjeta amarilla al tocar con la mano el balón en una acción que Cidao despejó a saque de esquina y que además supuso la quinta falta para el Naturpellet Segovia, obligado a jugar con un jugador menos durante dos minutos.

Resistieron los de Diego Gacimartín las ofensivas del O'Parrulo, que lo intentó primero con cuatro jugadores y después con portero-jugador. No fue suficiente, y el esfuerzo realizado por Carlos Muñoz, Iván Quintín y Buitre dio su recompensa, evitando que los gallegos lograran el tanto del empate. Salvó la situación el Naturpellet Segovia, que reclamó la segunda amarilla a Zala por una falta con el brazo sobre Alvarito. No la decretaron los colegiados, pero sí una falta de Buitre a falta de nueve segundos para el final. Jacobo colocó el balón en el punto de doble penalti y con zurdazo ajustado al palo superó a Cidao para hacer el 3-3.