María trata de disparar a portería ante la oposición de Mónica.
María trata de disparar a portería ante la oposición de Mónica. / Antonio Tanarro

Emoción a raudales en el derbi segoviano

  • fútbol sala

  • El Naturpellet y el Unami empatan en un encuentro que se decidió en los minutos finales

Naturpellet Segovia y Unami firmaron tablas en el derbi segoviano de Segunda División. El encuentro estuvo dominado por el Unami, que a pesar de su mayor control se vio con el partido cuesta arriba tras dos goles en propia puerta en la segunda parte. Pero lejos de rendirse, las jugadoras dirigidas por Luis Martín sacaron fuerzas de flaqueza para igualar la contienda a un minuto del bocinazo final. En los últimos instantes, Miriam y Elena salvaron a sus equipos con varias intervenciones de mérito con las que se llegó al final de los cuarenta minutos.

El encuentro comenzó con ambos equipos siendo fieles a sus planteamientos habituales. Las blanquirrojas intentaban presionar la salida de balón de las de Luis Martín, mientras que las azules aguantaban en media cancha en busca de la oportunidad de salir rápido al contragolpe con espacios. La primera ocasión del encuentro fue para el Unami en un saque de banda que Carre no acertó a rematar en el segundo palo. Estaban más cómodas sobre la cancha las ayer visitantes, saliendo victoriosas en cada balón dividido y con las ideas más claras cuando disponían de la posesión. Estaba nervioso el Naturpellet Segovia, que se pudo ver por debajo en el electrónico tras un fallo en la elaboración que Laura Llorente, sola ante Miriam, envió fuera de los tres palos. Tuvo que emplearse a fondo la guardameta local tras un disparo raso de Carre, de nuevo tras un fallo en la salida de balón en esta ocasión de Vero, que desvió a córner la portera del Naturpellet.

Con el paso de los minutos el conjunto dirigido por Adrián Velasco fue cogiéndole el ritmo al encuentro, aunque las ocasiones seguían siendo para el Unami. Las azules llegaban con frecuencia a la meta rival pero al acierto de Miriam y la falta de precisión en la finalización evitaron que el Unami se adelantara en el electrónico durante el primer periodo. Por su parte, Elena disfrutaba de un partido tranquilo sin apenas trabajo, observando como sus compañeras lo intentaban una y otra vez sin éxito. Durante el tramo final del primer periodo, el Unami se contagió de las continuas imprecisiones del Naturpellet, teniendo más dificultades para llegar con peligro al área rival.

El inicio de los segundos veinte minutos fue similar al de los primeros. El Naturpellet quería dominar pero era el Unami el que rondaba el gol. A los pocos segundos de la reanudación, Marina lo intentó con un disparo desde la frontal que se marchó contra el lateral de la red tras tocar en una defensora. Tardó cuatro minutos el Naturpellet en sacudirse la presión de las azules, pero cuando lo hizo disfrutó de sus mejores minutos sobre la cancha del Pedro Delgado. Se olvidaron de la identidad del rival y comenzaron a realizar el juego que las ha convertido en la revelación de la categoría, disfrutando de su primera gran ocasión en los pies de Leyre, quien envió el balón por encima del larguero. Duró poco el dominio de las blanquirrojas, recuperando las azules el control del choque aunque sin la lucidez que demostraron en la primera parte.

Perdonaron las visitantes y se lo hicieron pagar las de Adrián Velasco en una acción desafortunada en la que Elena y Marina no se entendieron, mandando la capitana del Unami el balón al fondo de su propia portería. No le hizo falta disparar a puerta al Naturpellet Segovia para ponerse por delante, obligando a las de Luis Martín a dar un paso hacia delante para conseguir algo positivo del encuentro. El tanto de las locales hizo daño al Unami, nervioso en defensa y precipitado en ataque sin Laura Llorente, lesionada durante los primeros minutos de partido. Hasta que a falta de cinco minutos para el final, el Naturpellet hizo el 2-0 que parecía definitivo con una contra en la que Leyre trató de enviar el balón al segundo palo, pero que Patri cortó marcándose en propia puerta.

El segundo tanto de las de Adrián Velasco enrabietó a las azules. Apretaron los dientes y con más corazón que cabeza se lanzaron al ataque en busca de una remontada que parecía imposible. A falta de poco más de tres minutos para el final, Patri culminaba, esta vez en la portería correcta, una gran jugada asociativa de las visitantes para recortar distancias en el electrónico. Había partido. El Unami creía y el Naturpellet sufría ante los constantes ataques de las jugadoras de Luis Martín, que probaron fortuna encontrándose siempre con la agilidad bajo palos de Miriam.

Pero la guardameta local nada pudo hacer cuando Mónica dibujó un pase perfecto al segundo palo que Carre, de cabeza a menos de medio metro del suelo, convirtió en el empate a dos con algo más de un minuto por jugarse. Un minuto de auténtico infarto, con transiciones constantes que podían acabar en gol en cualquiera de las porterías ante los nervios de las jugadoras, el cuerpo técnico y los aficionados del Pedro Delgado. Pero en el duelo de porteras tanto Miriam como Elena resultaron vencedoras, la primera con dos intervenciones que salvaron de la derrota de su equipo y la segunda con tres grandes paradas que evitaron el triunfo del Naturpellet Segovia.