El Norte de Castilla

Iván trata de librarse de la marca de Alvarito en el encuentro disputado en el Pedro Delgado.
Iván trata de librarse de la marca de Alvarito en el encuentro disputado en el Pedro Delgado. / Antonio de Torre

Triunfo sobre la bocina

  • fútbol sala

  • El Naturpellet Segovia vence a ElPozo Ciudad de Murcia con un tanto de Iván Quintín a seis décimas del final

Sufrida y emocionante victoria la conseguida este sábado por el Naturpellet Segovia en el Pedro Delgado frente a ElPozo Ciudad de Murcia. El conjunto segoviano se reencontró con el triunfo tras dos derrotas consecutivas en liga, remontando en el tramo final del choque el tanto conseguido por Darío en la primera mitad. Dominaron los locales la gran mayoría del encuentro, pero la falta de profundidad y de acierto en la finalización llevó a los de Diego Gacimartín a sufrir la gota gorda para llevarse los tres puntos, conseguidos a falta de seis décimas con un disparo exterior de Iván Quintín.

Ya en los primeros instantes del partido quedaron claros cuáles iban a ser los planteamientos de uno y otro equipo. Los visitantes situaron su defensa en media cancha con el objetivo de minimizar esfuerzos –dos de sus jugadores se quedaron en Murcia para jugar con el juvenil–, cerrar espacios y tratar de sorprender al contragolpe, tal y como hiciera quince días antes el Barcelona Lassa B. En ataque, los murcianos intentaban salir de la presión propuesta por el Naturpellet Segovia separando sus líneas, situando al pívot en las inmediaciones del área defendida por Cidao. Por su parte, el conjunto local dominaba con claridad la posesión del esférico, pero cautos y sin arriesgar en busca de minimizar las pérdidas de balón.

Tras unos primeros minutos de tanteo, el Naturpellet Segovia comenzó a transformar su dominio en ocasiones. Edu se encontró con el palo tras un buen pase de Álvaro en el primer acercamiento peligroso del partido. Iván Quintín lo intentó de volea instantes después, pero Chemi atajó sin demasiados apuros, salvando de nuevo a su equipo en dos situaciones de mano a mano en las que le ganó la partida a Juanfran.

Pasaban los minutos con un ritmo calmado en cuanto al juego, no así en los balones divididos, donde había continuos encontronazos. En uno de estos, Álvaro y Dani García soltaron varias patadas sin el balón de por medio, viendo el local la cartulina amarilla y el visitante la roja. Con uno menos sobre la cancha, ElPozo Ciudad de Murcia logró aguantar el empate gracias a las buenas intervenciones de Chemi, el mejor de los visitantes durante el partido. Solventada la situación desfavorable, los visitantes comenzaron a desplegarse con más peligro al ataque, lo que se tradujo en una acumulación de faltas de los segovianos. Alvarito realizó la sexta en una pelea por la posición con Álex García, transformando el lanzamiento desde los diez metros Darío, con un disparo a media altura que batió a Alberto. El cuatro murciano pudo aumentar la renta de su equipo con un nuevo doble penalti –también por falta con las manos de Alvarito– que envió fuera del arco defendido en esta ocasión por Cidao.

Tras el paso por vestuarios, el Naturpellet Segovia recuperó el dominio del encuentro, circulando el balón con más rapidez e intensidad que en el primer periodo. Las ocasiones tardaban en llegar, siendo las más claras las disfrutadas por Juanfran y Alvarito. Pero en el tramo final del choque ElPozo Ciudad de Murcia acusó el cansancio, y la solidez defensiva de la primera mitad comenzó a desaparecer, llegando tarde a los balones y dejando más espacios a los ataques locales. El asedio del Naturpellet era constante, y dio sus frutos a falta de cinco minutos para el final con un tanto de Alvarito desde el punto de doble penalti. A raíz del gol del empate el partido se abrió, con oportunidades para los dos conjuntos de llevarse la victoria, siendo la más clara un disparo de Chus al larguero en un lanzamiento de falta. Lo intentó con portero-jugador el equipo de Diego Gacimartín –Alvarito debió ver la segunda amarilla por realizar mal el cambio con Cidao– sin mucho acierto en sus primeros ataques. Hasta que a falta de seis décimas, Iván Quintín se sacó un disparo exterior que sorprendió a un tapado Chemi, cuando decenas de aficionados buscaban la salida del pabellón. Tardó en llegar, pero el Naturpellet Segovia al fin se reencontró con la victoria.