Diablillos de la Riva no encuentra rival en Valladolid

Triatlón en Valladolid/ G. Villamil
Triatlón en Valladolid / G. Villamil

El equipo madrileño se lleva los triunfos el categoría elite tanto masculina, como femenina, y prolonga su reinado en el IV Triatlón Playa de las Moreras

CÉSAR RODRÍGUEZ CABRILLO

Por estas fechas, cuando el calor comienza a apretar a primeros del mes de julio, el CD Bomberos organiza el Triatlón playa de las Moreras, prueba que, a pesar de tener solo cuatro años de antigüedad, cada edición bate récord de inscripciones. Para esta competición hubo 76 equipos y más de 400 atletas apuntados y dispuestos a dar lo mejor de sí en prueba en la que uno de maravillosas vistas.

A las 10:15 se daba inicio a la prueba con la salida del primer equipo. A partir de ahí el resto de grupos irían saliendo un minuto después. Los grandes favoritos para alzarse con el triunfo serían los últimos en salir según su puesto de ranking. A las 11:10, aproximadamente, el equipo masculino del Diablillos de Rivas comenzaba la reconquista en busca de continuar con el pleno de victorias en Valladolid. Como novedad en esta cuarta edición se incluyeron los equipos mixtos, formados al menos por dos hombres y dos mujeres.

Por delante, 700 metros a nado por el Pisuerga, 20 kilómetros en bici por las calles del centro de Valladolid y por último 5 kilómetros de carrera a pie por un circuito ideado a través de La Rosaleda.

Este triatlón se caracteriza por ser contrarreloj y por equipos. Esto quiere decir que no solo es importante el tiempo sino que también es necesario el compañerismo, puesto que entre los propios integrantes del equipo no puede haber una separación mayor a los 30 segundos. En caso de existir tal diferencia, se eliminará al componente rezagado o bien se descalifica al equipo, si fueran de cuatro integrantes (número mínimo de integrantes por equipo).

Según pasaban los minutos, los primeros equipos empezaban a hacer su aparición por línea de meta. En caras de los participantes se notaba una mezcla de cansancio extremo y satisfacción por haber completado el triatlón. Algunos llegaban tan exhaustos que nada más acabar se tiraron al suelo. Otros directamente fueron hacia las camillas de los fisioterapeutas para que los ayudaran a descargar las articulaciones después de más de una hora de máximo esfuerzo.

Al ser una prueba contrarreloj, hubo que esperar a que los jueces de la prueba emitieran los resultados finales para conocer a los ganadores. En esta ocasión la victoria parecía que iba a estar más disputada que nunca, pero al final los favoritos impusieron su ley.

En la categoría absoluta, los chicos del equipo Diablillos de Rivas volvieron a ganar por tercer año consecutivo. Por detrás los vallisoletanos del Triatlón Laguna y el Triatlón Santander. En categoría femenina el primer puesto también se fue para el equipo de diablillos. Las diablillas estuvieron seguidas muy de cerca por las triatletas de Laguna, separadas por siete segundos, y el tercer puesto fue a para la Escuelta de Triatlón de Valladolid.

En la novedosa categoría mixta, que tan buena acogida ha tenido, el triunfo fue parar para el Triatlón Cuellar, en primer lugar el equipo B y en segundo el A. El podio lo completó el equipo de Campos Castilla.

Con la entrega de medallas se puso fin a la cuarta edición y se comienza a pensar en una quinta edición que puede llegar con sorpresas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos