Portillo cierra con éxito la novena edición de la Quedada Runera

Portillo cierra con éxito la novena edición de la Quedada Runera

Pese a la amenaza de lluvia y el viento, la participación superó de nuevo la de ediciones anteriores

SOFÍA FERNÁNDEZPortillo

La lluvia respetó la carrera que despide el año en Portillo. Con muchas ganas de completar el recorrido, unos 400 participantes se reunieron a las diez de la mañana en torno al emblemático Castillo de la localidad, para dar comienzo a la novena edición de la Quedada Runera: una auténtica fiesta del running.

Por delante, dos recorridos de 9 y 10,5 kilómetros flanqueados por pistas forestales y senderos entre montes que hicieron las delicias de los amantes de este deporte. Los más rezagados completaron la carrera en algo más de una hora tocando línea de meta en la Plaza del Parque del 2º Distrito. Allí, cientos de participantes y público asistente vivió una jornada de fiesta con sorteos de material deportivo y cheques en varios bares, decenas de raciones para reponer fuerzas y un ambiente que supone el broche de oro perfecto para decir adiós al 2017.

Esta novena edición cuenta con un marcado carácter solidario y el dinero recaudado (unos 430€) irá destinado a la ONG Amicos, de Nicaragua que trabaja en proyectos educativos. El concejal de Educación, Cultura y Deportes, Juan Antonio Esteban, se mostraba orgulloso por la gran acogida de este año en un día en el que «se genera mucho ambiente en la localidad y la gente queda muy contenta con el resultado de esta carrera».

La Pedraja de Portillo, Mojados, Montemayor o Valladolid son solo algunos de los lugares que han quedado un año más representados en esta prueba, que no vio mermados sus participantes pese a que se celebró la San Silvestre en pueblos como Cuéllar, Alaejos o Medina del Campo. «Quizá este año por la suspensión de la San Silvestre de Valladolid ha venido más gente de la ciudad. No hay duda de que esta es una carrera consolidada en el tiempo y estamos orgullosos de poder decir que cada año va a más. El pueblo ayuda y el ambiente que se genera en los bares con el almuerzo, los sorteos y obsequios son buena muestra de la gran aceptación», apostilla Esteban.

Orígenes

La Quedada Runera nació en 2009, cuando Esteban quiso trasladar el espíritu de la San Silvestre Vallecana a la localidad Portillo. «El primer año fuimos 45 corredores y amantes de este deporte y hoy en día podemos afirmar que cada vez crece en número de participantes con unos 400», señalaba satisfecho el concejal. Si algo está claro es que para los amantes del running no hay barreras. Ni el frío, ni las navideñas fechas son excusa para despedir el 2017 como se merece: con una buena carrera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos