Atletismo

Patricia Muñoz y Santiago Mezquita, vencedores en el Cross de Reyes

Momento de la multitudinaria salida del XVIII Cross de Reyes. /Fran Jiménez
Momento de la multitudinaria salida del XVIII Cross de Reyes. / Fran Jiménez

El temporal impidió superar el medio millar de participantes en Tordesillas y además redujo el recorrido

PATRICIA MUÑOZ Tordesillas

Una año más la localidad de Tordesillas celebró su tradicional Cross Popular de Reyes. Prueba que se ha consolidado como una de las más participativas de la provincia de Valladolid debido a su recorrido entre pinares y zona campestre y sobre todo a los roscones de reyes que al término de la carrera se reparten entre los participantes. El cross, que ayer sopló su mayoría de edad, sufrió algunos contratiempos derivados de las condiciones meteorologías que marcaron la jornada. «Estamos un poco disgustados ya que debido al mal tiempo hemos tenido un número inferior de participantes que el pasado año. En esta edición las inscripciones han sido 439, de las cuales un total de 120 mujeres son las inscritas», explicó el concejal de Deportes, Rafael García Valea, que a pesar de las bajas temperaturas no quiso dejar pasar la ocasión para agradecer a todos los participantes su compromiso con Tordesillas, un municipio que «vive el deporte y que se vuelca año a año con todas y cada una de las pruebas que se organizan».

Antes del arranque del cross, la organización decidió cambiar el recorrido ya que «es imposible que las ambulancia, tal y como está todo el terreno pueda entrar si tuvieran que actuar de urgencia». El circuito de esta última prueba navideña quedó reducido respecto al inicialmente previsto de 10 km. La carrera, que fue calificada por los corredores como «una prueba dura ya que el terreno es muy arenoso y tienes que estar muy preparado físicamente después de las fiestas», atravesó parte de la zona de esparcimiento natural de Valdegalindo y quizá, según los atletas, la parte más complicada fue el terreno irregular del cerro del Zapardiel.

El grueso de los participantes realizaron el cross en algo más de 36 minutos, pero los cabeza de la carrera, un selecto grupo de corredores, redujeron este tiempo hasta en casi ocho minutos, tal es así que el ganador en la categoría masculina, el atleta zamorano Santiago Mezquita se hizo con el primer trozo del roscón de reyes pasados los 29 minutos y 49 segundos. Este corredor, campeón nacional en 2017 carreras de montaña mostró su satisfacción al término de la prueba ya que «para no ser mi especialidad y no estar acostumbrado a este terreno estoy satisfecho con el tiempo realizado y con el desarrollo de toda la carrera». Mezquita junto a la plata, David Calderón (30 minutos), y el bronce Juan San José Lorenzo (30 minutos y 11 segundos) lideraron la cabeza de la carrera, pero no fue hasta la última parte cuando este selecto grupo se descolgó del resto y «cuando vi que mis compañeros se abrieron y había un pequeño hueco me lance de lleno», explicó Mezquita que al acabar el cross fue felicitado por muchos otros atletas que al igual que él no desaprovechan la ocasión y se acercan hasta Tordesillas para «disfrutar de esta carrera que es muy bonita, pero la pena es que no ha acompañado la climatología».

El pelotón femenino estuvo encabezado por uno de los mejores grupos. Corredoras de ‘raza’ como aseguraron desde la organización de la prueba lucharon para mejorar el tiempo marcado hasta el momento y sobre todo mostraron su fortaleza ante el agua-nieve que acompañó a los corredores durante toda la prueba. La primera plaza fue para Patricia Muñoz y la segunda para Silvia González Rebollo. Ambas disfrutaron del recorrido y aseguraron sus ganas de participar en este cross popular de reyes minutos antes del arranque de la carrera.

Tras finalizar el recorrido y una vez que todos los atletas entraron en meta, el Ayuntamiento de Tordesillas y los organizadores de la carrera ofrecieron un almuerzo contundente a los corredores y a todos los asistentes. Un total de 50 kilos de panceta, 250 barras de pan, 1.000 chorizos y 200 litros de caldo fueron el reconstituyente que se repartió hasta la hora del roscón de reyes, donde se distribuyeron centenares de porciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos