Javi Guerra, muy satisfecho con su sexto puesto en Vallecas

Un momento de la San Silvestre Vallecana. /EFE
Un momento de la San Silvestre Vallecana. / EFE

El segoviano llega al sprint por la cuarta plaza en una noche marcada por el suelo mojado y el dominio de los kenianos

Segovia

Javi Guerra ha terminado el curso con muy buenas sensaciones tras su sexto puesto en la San Silvestre Vallecana. El segoviano vuelve al grupo de honor de la prueba tras no terminar nada satisfecho el pasado curso, fuera de los diez primeros. Guerra se mantuvo con la segunda unidad que perseguía a la pareja de kenianos que se jugó el triunfo final y perdió el sprint con el eritreo Nguse Amsolom -ganador el año pasado- y Jesús España para parar el reloj en 28m38s, una gran marca para un 10.000 dadas las circunstancias.

Guerra llegó a hacer cuarto hace tres años pero la del domingo fue una de sus actuaciones más notables. Primero, porque había tenido un entrenamiento de calidad de mucho volumen el viernes como parte de su preparación para la Maratón de Sevilla de febrero. Y segundo, por las condiciones del raso. La lluvia hizo acto de presencia cuando salía del hotel rumbo a la salida y notó el piso más deslizante de lo que habría deseado durante la carrera, máxime en una prueba habitualmente muy rápida. La temperatura, de 8 grados, y el fuerte viento dan valor a su marca.

Guerra se mantuvo en el grupo de cabeza hasta que los kenianos Eric Kiptanui -ganador- y Amos Kirui se marcharon en solitario pasado el ecuador de la carrera. Toni Abadía, que había probado a sus rivales con hachazos constantes durante toda la prueba, metió un punto más en torno al kilómetro siete. Amsolom no dio el brazo a torcer y trató de pelear el último escalón del podio, pero sería absorbido por la dupla España-Guerra en el tramo final. De los tres, el maratoniano Guerrra era el que menos cartas tenía para el sprint, pero dejó Vallecas un gran sabor de boca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos