Corre con El Norte

El norteamericano Jim Walmsley arrasa en Alto Sil

Jim Walmsley celebra con rabia su victoria en la meta de Santa Cruz del Sil.
Jim Walmsley celebra con rabia su victoria en la meta de Santa Cruz del Sil. / EL NORTE
  • Hizo honor a su lugar entre los mejores corredores de montaña del mundo al lograr un crono de 2:37:57; en féminas la rumana Denisa Dragomir se llevó el triunfo

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Jim Walmsley aterrizó la pasada semana en Alto Sil para empaparse de la carrera berciana, de la actual y de su evolución hasta convertirse en un referente del 'trail running' nacional y mundial. Jim, 'el chulo', como le han apodado cariñosamente los que han convivido con él durante estos días, ha aprendido hasta que la carrera de Santa Cruz del Sil se ha convertido en un motivo de fiesta, de júbilo para una comarca castigada por la crisis de la minería y que vive la prueba como un motivo de alegría. «Es auténtica», no se cansa de repetir el director, Lolo Díez.

Desde este domingo, a esa autenticidad se sumará el hecho de que Alto Sil será recordada por haber bautizado a Walmsley para una carrera que emerge y empieza a despertar interés en Europa. El estadounidense, miembro de ese Centro de Tecnificación Natural en el que se ha convertido Flagstaff, en Arizona, se impuso con descaro, con chulería -como no podía ser de otra forma- e, incluso con pavor para sus rivales en la novena edición de la cita berciana.

Pulverizó el cronómetro (2:37:57), escribió su récord, que hay que valorar en su justa medida, porque la carrera cambia cada año, y se ganó la admiración de sus rivales. «Si me tienen que ganar, que sea el mejor»,, defendió el segundo clasificado, el vasco Julen Larruzea, del Sestao Alpino.

Denisa Dragomir jaleada por el público.

Denisa Dragomir jaleada por el público. / EL NORTE

Walmsley defendió por qué figura como el mejor corredor del mundo en la modalidad de montaña, y demostró el porqué algunos hablan del sucesor de Kilian Jornet.

De momento, palabras mayores, pero su victoria en el Alto Sil puede ser el principio de algo «muy grande», como defiende Lolo Díez.

Jim lideró la carrera desde el inicio. Atacó en el primer descenso antes de llegar a Páramo del Sil, y tensó tanto la cuerda que obligó a un sobresfuerzo a Oier Ariznabarrera ,vencedor en la carrera vertical de la jornada previa, al que ya aventajaba en más de dos minutos en el kilómetro 7. Alfredo Gil, vigente ganador, tuvo que decir basta en Páramo, con molestias en el gemelo, y desde ahí el norteamericano amplió y amplió su tiempo hasta llegar con casi 18 minutos de ventaja sobre Larruzea y Joxe Amunarriz (Team OS20), otra de las sorpresas agradables de la jornada primaveral, muy distinta a las de ediciones anteriores con la nieve como protagonista.

Ander Barrenetxea ,ganador de Miranda en 2016, y Julen Martínez, ambos del Sestao, le seguían en la meta en una cita muy vasca pero también con tintes rumanos. Y es que, si Wamsley se lució en el cuadro masculino, en el femenino la rumana Denisa Dragomir siguió sus pasos y se coló entre los quince primeros corredores en llegar a la meta, con un tiempo de tres horas y catorce minutos. La deportista de La Sportiva aventajó en más de media hora a la segunda clasificada, la veterana portuguesa Lucinda Sousa, del equipo Prozis (3:46:59), y en más de cuarenta a la tercera, la leonesa Estelita Santín, quien protagonizó uno de los momentos más emocionantes junto a la berciana Beatriz Rodríguez, a la que superó por apenas dos segundos en la última ascensión a la meta.

La leonesa Victoria Santamaría fue quinta, en una cita marcada por la buena meteorología y que volvió a congregar a numeroso público en todo el recorrido, con zonas de gran belleza, como Primout y su río, o las vistas desde el Alto de La Campona o el Pico Negro.