Corre con El Norte

fotogalería

Varios atletas afrontan los últimos metros de la prueba bajo la lluvia. / Antonio de Torre

Alberto Vigil y Marta Vírseda ganan la Monumental

  • atletismo

  • Más de 1.200 corredores desafían al frio, la lluvia y el mal tiempo en la carrera disputada por el casco histórico de Segovia

Desde hace muchos años, Segovia ha contado con el turismo como motor de su economía. Desde hace alguno menos, el ‘running’ golpea con fuerza también en la calles de la ciudad con miles de aficionados corriendo pos sus calles y con decenas de pruebas repartidas alrededor del calendario. Desde hace seis, el turismo y el ‘running’ estrechan sus manos con la celebración de la carrera Monumental de Segovia, en la que más de mil corredores disfrutan de la belleza de una ciudad Patrimonio de la Humanidad a la vez que realizan su deporte favorito.

A la dureza habitual de un circuito de 10.000 metros con constantes rampas que exigían el máximo esfuerzo de los participantes, durante la mañana de ayer se unió el mal tiempo como nuevo inconveniente para los más de 1.200 corredores –tanto de Segovia como de fuera de la provincia– que decidieron afrontar el monumental desafío. El frío, la lluvia y el viento azotaron a los corredores desde la salida a las once de la mañana hasta que su llegada en la avenida del Acueducto, con la lluvia cayendo con fuerza para recibir a los atletas.

Con cerca de un centenar de personas velando para que la prueba transcurriera sin incidentes, los corredores comenzaron a avanzar metros sobre el mojado suelo de Segovia. Tuvieron que extremar las precauciones los participantes en la sexta edición de la Monumental para no caer contra el piso, con más de un resbalón que acabó con alguna herida sin importancia. Desde los primeros metros, los favoritos cogieron posiciones en cabeza para disputarse el triunfo a los pies del Acueducto.

Alberto Vigil aguantó en las primeras posiciones hasta que en la cuesta de los Hoyos vio su oportunidad de marcharse en solitario. Aumentó la velocidad e imprimió un ritmo que nadie fue capaz de seguir. Por detrás, a varios metros, avanzaba Pedro Luis Gómez en segunda posición aunque sin la fuerza necesaria para recortar distancias con el atleta del Venta Magullo. En tercer lugar, Roberto Jiménez mantenía una cómoda ventaja sobre sus perseguidores para mantener el tercer cajón de podio. No hubo tiempo, distancia ni fuerzas para que hubiera cambios en la línea de meta. Alberto Vigil se impuso con un tiempo de 33:17, seguido a catorce segundos por Pedro Luis Gómez y a veinticinco por Roberto Jiménez.

Más clara todavía fue la victoria de Marta Vírseda en categoría femenina. La atleta de Carbonero El Mayor marcó un tiempo en linea de meta de 38:31 para inscribir por primera vez su nombre en el palmarés de la prueba. A más de dos minutos, llegó la segunda clasificada, Rebeca Gil, mientras que a casi tres minutos terminó Vanessa López, quien completó el tercer lugar del podio.

Temas