ciclismo

Una Vuelta para escaladores... que no teman al reloj

La Vuelta 2016, en Bilbao.
La Vuelta 2016, en Bilbao. / Telepress
  • Una crono individual en Logroño de 42 kilómetros abrirá una semana final decisiva de una edición con el mítico Angliru y Los Machucos como puertos clave

  • Además, Andalucía acogerá complicados finales montañosos en Calar Alto, Pandera y Sierra Nevada

Una Vuelta con muchas llegadas en alto, como gustan a los aficionados. La fórmula que ha funcionado otros años (nueve llegadas inclinadas) pero también 42 kilómetros contrarreloj, justo al día siguiente de una llegada en alto como Sierra Nevada. «La Vuelta tiene su personalidad y su modelo convence al público. Seguimos manteniendo nuestra personalidad apostando por las llegadas en alto, menos rampas y etapas cortas que pueden ser relevantes», explicó Javier Guillen, director de la Vuelta a España.

La 72ª edición de la prueba, que arrancará el 19 de agosto en la localidad francesa de Nimes y finalizará el 10 de septiembre en Madrid, se presentó en un repleto Palacio Municipal de Congresos de Madrid con muchos miembros del mundillo ciclista (Pedro Delgado, Samuel Sánchez, Fernando Escartín, Álvaro Pino o Purito Rodríguez), que hicieron vibrar a los aficionados con míticas subidas en la ronda española, que tendrá 200 kilómetros menos que Tour y Giro. Habrá 14 salidas y 8 llegadas inéditas.

más información

A todos se les iluminó la cara cuando vieron que en la edición de 2017 habrá muchos kilómetros finales de subida, esos que hacen llenar las cunetas de aficionados aunque algunos corredores consideran que hay demasiadas jornadas llanas. Se ha recortado distancia pero no faltarán etapas con finales agitados, etapas cortas con muros finales pero habrá también puertos largos, más de resistencia que de explosividad aunque no faltarán, como en la quinta con final en Alcossebre, el también alicantino de Benitatxell o el de Santo Toribio de Liébana (Cantabria).

La crono, tras Sierra Nevada

En Andalucía, durante la segunda semana, habrá momentos de mucho interés y que podrían cambiar mucho el panorama de la carrera. Calar Alto, La Pandera y Sierra Nevada generarán una nueva situación antes de la contrarreloj, después de un traslado, en medio de las dos subidas más duras de 2017. «La crono es bastante más larga», reconoció el propio Guillen, consciente de que ni Giro ni Tour tendrán una CRI de tanto kilometraje.

Aunque en la última edición no fue decisiva ya que Nairo pudo recuperar el tiempo perdido en la contrarreloj, habrá 42 kilómetros contra el crono individuales entre el Circuito de Velocidad Los Arcos en Navarra y Logroño. Veremos si después de lo que suceda en esa CRI los más escaladores tienen margen para cambiar la clasificación general. Tendrán varias opciones para ello. Primero será Los Machucos, con 14 kilómeros inéditos en Cantabria y rampas de hasta el 20% tras pasar la cota de Lunada. Un vídeo que mostró la organización, en el que participaba Perico Delgado junto a Óscar Freire y Miguel Ángel Revilla como cicerones, mostró un recorrido durísimo y precioso entre montañas. Después, llegará el mítico Angliru. Serán los 13 kilómetros más esperados, la ascensión más dura con ese 24% de Cueña les Cabres tras el paso de la Cobertoria y Cordal.

Entusiasmo blanco del alcalde de Nimes

En la gala, a la que acudió la alcaldesa de Madrid para mostrar su «satisfacción» y dar varias veces las «gracias» porque termine en la capital otro año más, hubo un momento sorprendente cuando Jean-Paul Fournier, alcalde de Nimes, tras explicar la vinculación de la ciudad gala, soltó un 'Hala Madrid, Hala Nimes y nada más' que dejó un poco sorprendidos a los presentes al ser un lema futbolístico usado por la parte madridista de la capital.

Samuel Sánchez, subcampeón de la Vuelta a España 2009, declaró que la edición de este año se define con la palabra "espectáculo. Hay etapas claves y duras de kilometraje muy corto y eso funciona siempre. La carrera será rápida, no habrá escapada consentida, y para ganar va a tener que ser gente fuerte. La carrera va a ser muy bonita para el espectador", dijo el asturiano.

En el acto, en el que se homenajeó a Purito Rodríguez (ganador de 9 etapas) tras su retirada, no pudo estar Alejandro Valverde por un accidente que sufrió el miércoles en su urbanización. «Me he dado un golpazo tremendo. La barrera de la urbanización se ha bajado antes de que pasara y me he dado de lleno en los brazos y el pecho. He intentado entrenar pero solo he podido aguantar media hora por los dolores. Casi no me puedo ni mover», señaló el murciano.

Su compañero y vigente campeón Nairo Quintana está previsto que no la dispute, ya que parece haberse decantado por Giro y Tour. El corredor en activo con más títulos es Alberto Contador, que tampoco tiene claro si la disputará. Uno de los que desea quitarse la espina tras ocupar el podio pero sin subirse al máximo escalón es Chris Froome, que se ha quedado sin probar una gloria que sí tuvieron otros como Chris Horner, Fabio Aru o Vincenzo Nibali. «La Vuelta es el evento deportivo que nos pone en el mapa», afirmó con orgullo José Ramón Lete, Secretario de Estado para el Deporte antes de que se produjese un bonito homenaje a Kris Boeckmans, que se fueron al suelo durante la octava etapa de la Vuelta a España pero el que se llevó la peor parte.