Ciclismo

El valenciano Miquel López, campeón junior de la Copa de España Cofidis

Salida neutralizada de la carrera de Peñafiel.
Salida neutralizada de la carrera de Peñafiel. / EL NORTE

El aragonés Raúl Rota ganó la carrera peñafielense

AGAPITO OJOSNEGROSPEÑAFIEL

Suena a tópico pero así fue. De los que hacen afición, así fue el Trofeo Ayuntamiento de Peñafiel-Ruta del Vino Ribera del Duero, que, en su séptima edición, fue decisivo para dilucidar el campeón de la Copa de España Junior Cofidis de ciclismo. Este, el vencedor, fue el corredor valenciano, de Gandía, Miquel López (del Ginestar-Ulbsports), a quien bastó el octavo puesto ayer para alzarse campeón nacional. Mikel ha sido el más regular del campeonato, tanto, que ni siquiera le ha sido necesario ganar alguna de las 7 carreras del calendario.

El nuevo campeón de España, entró octavo a 44 segundos del ganador de la etapa de Peñafiel, Raúl Rota, ciclista enrolado el equipo oscense Turismo Villanúa, quien coronó ligeramente destacado el castillo de la localidad tras realizar el recorrido de la carrera -123 km- en un tiempo de 03:13:38. Tras su estela, a 4 segundos ambos, entraron Guillermo García y Denis Vulcan. El primero perteneciente a la escuadra cántabra del Bathco, mientras que el segundo en las filas del Cartagena Esetec, equipo murciano.

En cuanto a equipos, campeón nacional se proclamó el madrileño Fundación Alberto Contador-Polartec; y la prueba de la villa ribereña la ganó otro que también porta el nombre de un gran corredor español, el Valverde Team.

Jesús Nieto Gimón, presidente del Club Deportivo Pucela, organizador de la carrera, así como miembro directivo de la Federación de Ciclismo de Castilla y León, al igual que distintos corredores, e incluso, algún exciclista profesional que se acercó a Peñafiel, destacó como un factor que endureció, y mucho, la carrera, el viento. Explicó que "de los siete trofeos que llevamos celebrados aquí, este ha sido el más bonito. Porque hemos hecho unos pequeños cambios en el recorrido que le ha dado más dureza, y, encima hoy, hemos tenido la suerte, para los que vemos el ciclismo desde la carretera o desde el coche, que no para los ciclistas, pues ha habido viento que ha soplado en todas las direcciones”. “Esto ha hecho que la carrera haya sido durísima”, pero también por los ataques que se produjeron desde los primeros kilómetros. Apenas transcurridos una docena comenzó el baile, camino de Roa de Duero tras dejar la salida neutralizada de Peñafiel.

Las escaramuzas y escapadas se sucedieron, siendo absorbidos los grupos de 8 a 10 ciclistas que iban conformando en distintos momentos la cabeza de carrera. El penúltimo estuvo compuesto por casi una veintena de corredores que, alguno de ellos, a la altura de Cogeces del Monte, recibieron órdenes para finiquitar la escapada al no encontrarse los líderes entre ellos. Una vez neutralizados por el pelotón, de vuelta al tajo y a forzar la marcha hasta que se formó un estratégico paquete de 8 componentes en el que se metió el campeón nacional y también un integrante del Fundación Contador, pues, de esta forma, tanto uno como los otros se garantizaban el campeonato, la deseada general de la Copa de España Cofidis Junior.

Los ocho candidatos a ganar el trofeo alcanzaron las faldas del castillo peñafielense en buena armonía y colaboración, y a partir de ahí, el escaso kilómetro de ascenso –aunque con un par de rampas bastante duras- puso a prueba las fuerzas de cada uno con el resultado expuesto: Raúl Rota primero y tras él un auténtico rosario de ciclistas quemando las últimas naves.

Jesús Nieto no solo mostró su satisfacción por la participación -27 equipos y 200 ciclistas-, también lo hizo por el perfecto desarrollo de la prueba que, según reflejó, “ha sido la más bonita de las siete disputadas en Peñafiel”.

Fotos

Vídeos